Rodrigo Calvo C.. 24 julio, 2008

San José (Redacción). El futbol femenino de Costa Rica tendrá una representación en un Mundial de la FIFA, por primera vez en su historia, luego de que esta tarde la Selección, en categoría Sub-17, se clasificó a la Copa Infantil que tendrá lugar este año en Nueva Zelanda.

La muchachas, dirigidas por el técnico Juan Diego Quesada, sorprendieron a Canadá, una potencia mundial en el género femenino, y la derrotaron 2-0, en el primer partido de semifinales de la eliminatoria de la Concacaf que se disputa en Macoya, Trinidad y Tobago.

Los goles costarricenses fueron marcados por Fabiola Sánchez y Katherine Alvarado, para sentenciar la histórica victoria en el estadio Marvin Lee, de la ciudad trinitense de Macoya, a 30 minutos de Puerto España, la capital.

El estratega Quesada alineó con Priscilla Tapia, Gabriela Guillén, Adriana Guzmán, María Isabel Barquero, Fabiola Sánchez, Mariela Campos, Hazel Quirós, Katherine Alvarado, Daniela Cruz, Yocxelin Rodríguez y Raquel Rodríguez Cedeño. Por cambio ingresó Raquel Rodríguez Vásquez.

Costa Rica se ganó así el derecho de estar presente en el Mundial Sub-17, que se jugará en Nueva Zelanda, entre el 28 de octubre y el 16 de noviembre de este año.

Para Juan Diego Quesada es su segundo Mundial como entrenador, luego de que clasificó a otra Selección Sub-17, en la rama masculina, en el Mundial de la FIFA del 2001 en Trinidad y Tobago.

A segunda hora, a partir de las 5:30 p. m., Estados Unidos y México se pelean otro de los boletos directos a la cita mundialista.

Canadá tendrá otra opción de clasificarse al Mundial en el partido del tercer puesto, ante el perdedor de la otra semifinal entre aztecas y estadounidenses.