Columnistas

Salvemos nuestros ríos

Son nuestras circunstancias y Ortega y Gasset nos recuerda que si no las salvamos tampoco podremos salvarnos nosotros mismos

“Yo soy yo y mis circunstancias”, decía Ortega y Gasset. Costa Rica es privilegiada. Bañada por dos océanos, nuestras fértiles laderas de tierra volcánica se fecundan con incontables ríos que infiltran vida en sus montañas. Esa primera circunstancia nos define.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.