Aarón Sequeira. 17 enero
El plenario guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del agente de seguridad Fabián Sandoval, donde participaron sus compañeros y la ahora viuda. Foto: Asamblea Legislativa
El plenario guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del agente de seguridad Fabián Sandoval, donde participaron sus compañeros y la ahora viuda. Foto: Asamblea Legislativa

Magaly Camacho, jefa de Seguridad de la Asamblea Legislativa, denunció a la encargada de Salud Ocupacional de la institución, de apellido Artavia Herrera, por una supuesta negligencia y faltar a su deber “en el caso del accidente de tránsito del exfuncionario y ahora fallecido Fabián Sandoval Bello”.

Específicamente, Camacho denunció que Artavia no actuó con la debida diligencia para autorizar el traslado de un oficial de seguridad del Congreso al Hospital del Trauma del Instituto Nacional de Seguros (INS), luego de sufrir un accidente de tránsito al término de su jornada laboral, el sábado 12 de diciembre.

Ese día, cuando terminó su jornada a las 6 a. m., la cual había iniciado el viernes a las 9 p. m., Sandoval tuvo un accidente en motocicleta mientras iba hacia su casa, a las 6:15 a. m., en Goicoechea.

La jefa de Seguridad fue informada sobre el accidente al mediodía por el subjefe de Seguridad, Allan Salazar. Este le dijo que le había solicitado a la encargada de Salud Ocupacional el traslado de Sandoval lo más pronto posible al Hospital del Trauma, a solicitud de la funcionaria del INS destacada en el hospital Calderón Guardia, Evelyn Sánchez.

Según la denuncia, la respuesta de Artavia fue que no podía proceder con el trámite, porque requería información que tenía en su oficina, en las instalaciones de la Asamblea Legislativa, y que procedería el lunes siguiente.

Luego, a las 10 a. m. del lunes 14 de diciembre, la esposa del funcionario accidentado, de apellido Leitón, indicó que requería urgentemente del aviso de accidente de Sandoval, pues faltaba ese trámite para trasladarlo al Hospital del Trauma y solo lo podía realizar la persona con enlace de la Asamblea.

La jefa de Seguridad del Congreso fue junto con la esposa del oficial a la oficina de la encargada de Salud Ocupacional, donde les indicaron que esta no estaba; entonces, pidieron contactarla al teléfono celular porque “nos urge mucho el traslado del compañero accidentado”, señala la denuncia.

Artavia no contestó hasta que la llamaron desde el teléfono personal de la recepcionista, pero la jefa de Salud Ocupacional le respondió a la hoy viuda de Sandoval que regresara más tarde, “ya que ella estaba ocupada en otras funciones y que no la podía atender hasta más tarde”.

“Incluso, le indica (Artavia a la esposa de Sandoval) que cuál era la prisa, si lo que le interesaba era que lo atendieran, no importaba el lugar”, relató Camacho en su denuncia.

La jefa de Seguridad agregó que, luego, participó de una conversación entre la asistente de la Dirección Ejecutiva y Artavia, donde ella le reiteró a la encargada de Salud Ocupacional la urgencia de autorizar el traslado.

“Le indico que si ella era consciente de que estaba en juego la vida de un compañero. Además, le supliqué que se pusiera en los pies de la esposa de Fabián, que no solo tiene a su esposo muriéndose en el hospital, sino tres hijos a cuidado de terceras personas”, explica Camacho en el oficio.

La respuesta que Artavia le dio a la jefa de Seguridad fue que en el hospital no hay funcionarios del INS y que “lo único que quieren en el hospital es que se lo lleven por temas de espacio y que ella no puede hacer el documento porque necesita la firma del señor Sandoval”.

No obstante, Sandoval no podía hacer ningún tipo de gestión porque estaba hospitalizado en condición grave.

Aunque finalmente la encargada de Salud Ocupacional procedió a remitir los documentos, el miércoles 16 de diciembre la esposa del oficial se comunicó con la jefa de Seguridad para informarle que el INS señaló que había problemas con los documentos enviados por Artavia.

La jefa de Seguridad aportó el audio como prueba de su denuncia.

En esos documentos remitidos por Artavia como encargada de Salud Ocupacional, aseguró que “a ella no le consta que el funcionario Sandoval Bello fuera en la ruta habitual a su casa de habitación”, como corresponde para considerar que debía cubrirse con la póliza por accidente laboral.

El INS le informó a Magaly Camacho que “era urgente” modificar el documento y le que era urgente realizar determinadas operaciones específicamente en el Hospital del Trauma, por lo que el traslado era urgente.

Camacho acudió al director de Servicios de Salud, Wálter Rodríguez, para que conversara con Sánchez, la funcionaria del INS, y corrigiera el documento de aviso de accidente de Sandoval.

La funcionaria del INS les informó en esa llamada, como narra Camacho, que había conversado con Artavia para solicitarle la corrección del documento y que esta se molestó mucho y “no solo hizo caso omiso de las recomendaciones, sino que además le habló de mala manera y de forma irrespetuosa”.

Aunque el médico legislativo se comprometió con la funcionaria del INS a corregir el documento, Fabián Sandoval falleció el jueves por la mañana, en el hospital Calderón Guardia.

En su denuncia, Camacho reconoce que no se puede saber si Sandoval habría podido sobrevivir de haber sido trasladado, pero insiste en que “sí quedó en evidencia que hubo negligencia, irresponsabilidad y falta de amor al prójimo” de parte de Artavia Herrera.

Agregó que, luego de haber puesto en juego la vida de un agente de Seguridad, en alguna otra ocasión podría ser la de otro empleado del Congreso.

El director ejecutivo de la Asamblea, Antonio Ayales, remitió la denuncia al departamento de Asesoría Legal, para que este investigue si es necesario abrir un procedimiento administrativo contra Artavia, según informó Diario Extra.

La Nación intentó consultar a la funcionaria denunciada, pero vía telefónica Artavia respondió que podría atender la otra semana, pues respondió que está en una “situación emocional bastante fuerte” y dijo que “no podría responder a cabalidad las preguntas”.

El director ejecutivo del Congreso, Antonio Ayales, apuntó que recibió otra denuncia presentada por el subjefe de Seguridad, Salazar, en el mismo sentido.

Los dos reclamos fueron trasladados a la Asesoría Legal para la investigación preliminar y que este determine si hay causa para abrir un procedimiento administrativo contra Artavia.