Por: Natasha Cambronero 14 febrero

Fabricio Alvarado, candidato de Restauración Nacional, reconoció esta mañana que él es uno de los autores de la barrera que su partido le impuso a la prensa, el lunes de esta semana, de cara a la segunda ronda electoral.

Se trata de un mecanismo “oficial” que obliga a los periodistas a llenar un formulario digital para solicitar entrevistas, el cual también tenía un apartado en el que se pedía enviar las preguntas por anticipado. Esta última parte fue eliminada tras las críticas de los medios.

“Surgió de una idea de todos, sobre todo para ordenar”, respondió el candidato en una conferencia de prensa convocada a última hora, con solo 25 minutos de anticipación.

Cuando se le repreguntó a quién se refería con la palabra "todos", contestó: “El equipo, el equipo, estas personas que me acompañan, el equipo de comunicación, Crescendo Mercadeo".

En esa empresa trabaja su candidato a la segunda vicepresidencia, Francisco Javier Prendas, y el candidato electo por Heredia, Jonathan Prendas, más otros cinco comunicadores.

Alvarado insistió en defender el mecanismo de gestión de prensa, en una conferencia de prensa para referirse a los resultados del último estudio de opinión de un panel de electores que maneja la UCR, donde aparece en un empate técnico con su rival del PAC, Carlos Alvarado.

“Precisamente el hecho de contactarlos a ellos es para ordenar, se los enseñé el lunes, cuando salí de mi casa, y no les miento, ustedes siempre han tenido acceso a mi WhatsApp, todos, nunca les hemos dicho ‘no, llame solo al periodista’, pero debo decirles que por lo menos aquí yo tengo 2.636 (mensajes) que no he podido ni tan siquiera ver en el WhatsApp”, alegó el candidato.

“Este asunto, a partir del día de las elecciones, se volvió una locura, nunca interpreten esto como una mordaza”, reiteró el aspirante presidencial, quien es periodista.

Esta es la segunda vez que Fabricio Alvarado defiende este mecanismo. El martes también lo hizo en una transmisión en vivo desde su página en Facebook.

Allí, entre otras cosas, él alegó que esos formularios digitales ya se utilizan en otras instituciones públicas; sin embargo, cuando se le preguntó cuáles, no supo responder. “No tenga la claridad de eso”, adujo.

Este medio no conoce de ninguna institución pública que exija enviar un formulario para solicitar entrevistas y mucho menos, para enviar preguntas de forma anticipada.

Esta nueva barrera a la prensa se dio a conocer el lunes, una semana después de prohibirles a sus diputados electos dar declaraciones a la prensa.

Ahora, los periodistas tienen que acceder al sitio fabricioprensa.com y completar allí una serie de datos para gestionar respuestas.