Presidente iraní advierte a Estados Unidos sobre pérdida de su credibilidad

 19 septiembre, 2017
Una protesta contra Irán se realizó este martes 19 de setiembre cerca del edificio de Naciones Unidas. Los manifestantes llevaban máscaras del ayatolá Ali Jamenei, líder supremo de la revolución.
Una protesta contra Irán se realizó este martes 19 de setiembre cerca del edificio de Naciones Unidas. Los manifestantes llevaban máscaras del ayatolá Ali Jamenei, líder supremo de la revolución.

Naciones Unidas

El presidente francés, Emmanuel Macron, consideró el martes que sería "un grave error" abandonar el acuerdo nuclear con Irán, como amenaza Estados Unidos, y dejó la puerta abierta a negociaciones para extender el alcance del pacto después de 2025.

"Nuestro compromiso sobre la no proliferación permitió obtener un acuerdo sólido, firme, que permite verificar que Irán no se dote de un arma nuclear. Ponerle fin hoy sin proponer otra cosa sería un grave error, no respetarlo sería irresponsable, porque es un acuerdo útil", dijo Macron ante la Asamblea General de la ONU.

Concluido el 14 de julio de 2015 en Viena tras más de una década de tensas negociaciones, el acuerdo entre Teherán y seis potencias mundiales (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) garantiza la naturaleza civil del programa nuclear de Irán, a cambio del levantamiento de sanciones.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, en una conferencia de prensa este martes 19 de setiembre en las oficinas centrales de Naciones Unidas, en Nueva York.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, en una conferencia de prensa este martes 19 de setiembre en las oficinas centrales de Naciones Unidas, en Nueva York.

Sin embargo, algunas de sus disposiciones caducan en 2025, algo criticado por Estados Unidos e Israel.

Además, Teherán continúa realizando pruebas de misiles balísticos, una actividad no prohibida en el convenio de Viena, pero sí en la resolución 2231 de la ONU, aprobada al cerrarse el pacto. Esa resolución insta a Irán a dejar de probar misiles diseñados para transportar ojivas nucleares.

Macron dijo que desea completar el acuerdo de Viena con previsiones que contemplen que pasará después de 2025. "Seamos más exigentes, pero no destruyamos lo que los acuerdos ya han asegurado", dijo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, debe "certificar" a mediados de octubre ante el Congreso que Irán está cumpliendo con sus compromisos, y varias de sus declaraciones sugieren que no planea hacerlo, lo que podría hacer caducar el acuerdo alcanzado con Teherán.

Pérdida de confianza. Por su parte, el presidente iraní Hasan Rohani advirtió que Estados Unidos perderá la confianza de la comunidad internacional si abandona el acuerdo nuclear con Teherán, poco después de que el presidente estadounidense Donald Trump amenazó con retirarse del pacto.

"Si Estados Unidos no adhiere a los compromisos y pisotea este acuerdo, esto significará que llevará consigo la consiguiente falta de confianza de los países hacia Estados Unidos", dijo Rohani, quien está en Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU.

"Después de un posible escenario así, ¿qué país estaría dispuesto a sentarse a una mesa con Estados Unidos y hablar sobre temas internacionales?", dijo Rohani en entrevista con NBC.

El martes ante el foro anual de miembros de la ONU, Trump pareció dar otro paso hacia acabar con el tratado nuclear alcanzado en 2015 entre Teherán y seis potencias (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China).

El presidente iraní, Hasan Rohani (der:), estrecha la mano del primer ministro japonés, Shinzo Abe, durante un encuentro en Nueva York durante la asamblea general de Naciones Unidas.
El presidente iraní, Hasan Rohani (der:), estrecha la mano del primer ministro japonés, Shinzo Abe, durante un encuentro en Nueva York durante la asamblea general de Naciones Unidas.

Rohani dijo que si Trump abandona ese convenio, Irán podría reanudar sus actividades nucleares anteriores a 2015, las cuales según Teherán eran exclusivamente para satisfacer sus necesidades energéticas.

"Lo que quiero decir es (que sería) un retorno a actividades pacíficas solamente", dijo, subrayando que Irán es signatario del tratado de no proliferación de armas nucleares y no tiene intención de retirarse.

"También hemos adherido a protocolos adicionales, por lo que nunca vamos a ir hacia la producción de armas nucleares", aseguró.

"En el pasado nunca pensamos tomar ese camino, ni lo hicimos nunca", añadió, antes de insistir en el fin "pacífico" de su programa nuclear.

Etiquetado como: