Vivir

Evite compras compulsivas

‘Viernes negro’ tienta a calmar ansiedades con compras de más

Actualizado el 29 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Estrategias de mercadeo seducen las emociones de los consumidores

Elabore una lista con un límite de presupuesto y nunca pierda el objetivo

Vivir

‘Viernes negro’ tienta a calmar ansiedades con compras de más

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La capacidad de pago debe tenerse clara cuando se sale en busca de ofertas a las tiendas. | AP

Este “viernes negro” significa una dura prueba para quienes caen en la tentación de comprar en forma compulsiva.

¿Cómo evitar quedarse sin aguinaldo? O, ¿qué se puede hacer para no abusar de la tarjeta de crédito? “Hay que sentarse a definir prioridades y elaborar una lista”, aconsejó el psiquiatra Francisco Gólcher.

Luego de definir la lista, se deben hacer números: “Tengamos clara cuál es nuestra capacidad de pago, al contado o usando el crédito, si es que podemos manejar este tipo de cuentas”, dijo Gólcher, asesor en temas de salud del Viceministerio de Salud de Costa Rica.

Recordó que las estrategias de mercadeo seducen las emociones; por eso, pidió hacer a un lado el corazón y concentrarse en las necesidades, de nuevo, lista en mano.

Compulsivos. Las ofertas de “viernes negro” son especialmente retadoras para quienes presentan trastornos compulsivos .

“Quienes tienen un cuadro compulsivo compran, comen, juegan; en fin, realizan actividades para bajar su ansiedad”, dijo el psiquiatra Francisco Gólcher.

“Estas personas enfrentan problemas para manejar el crédito y sus finanzas y no logran planificar sus prioridades”, agregó.

¿Qué puede hacer este grupo? El experto aconseja buscar apoyo profesional para valorar una terapia, en lugar de gastar energías y dinero en el “viernes negro”.

Para quienes compran sin caer en excesos, Gólcher reiteró el consejo de definir las prioridades y posibilidades de pago, incluso, se vale recorrer comercios con un compañero más racional ante las ofertas.

Finalmente, las compras también pueden ser el camino para compensar vacíos.

“Las carencias afectivas no se solucionan comprándome ropa o regalando celulares; debemos reflexionar sobre nuestros principios porque los regalos no pueden comprar voluntades”, dijo.

Como ejemplo, detalló que padres separados pueden comprar regalos en una especie de competencia por el cariño de sus hijos.

“No se debe caer en sobornos emocionales, ni en la búsqueda de ganancias secundarias”, recomendó el especialista.

  • Comparta este artículo
Vivir

‘Viernes negro’ tienta a calmar ansiedades con compras de más

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota