Primera entrega En el episodio de estreno de la segunda temporada, el participante se llevó para su casa un monto de ¢2.050.000

Por: Jessica Rojas Ch. 18 septiembre, 2013

La segunda temporada del programa Trato hecho de Teletica empezó este martes por la noche con una maleta especial cargada de sorpresas y cambios.

Gustavo Rojas repite en esta ocasión como presentador y negociador en un programa que promete entretenimiento sano y familiar.

Una complicidad entre conductor, participante y público logró que el programa transcurriera de forma divertida, con bromas y en un ambiente muy relajado.

En la nueva versión del programa, el Administrador ya tiene voz, y Eduardo Bustamante –el participante del primer episodio de esta segunda temporada– pudo escuchar las opiniones del hombre que lo puso a elegir entre su maletín y varias ofertas monetarias.

Uno de los agregados especiales fue la oportunidad de conocer un poco más sobre las modelos que resguardan los maletines premiados. Anoche, los televidentes pudieron conocer más a fondo a algunas de estas bellas mujeres.

El primer programa de la segunda temporada de Trato Hecho se estrenó la noche de este martes. | MAYELA LÓPEZ.
El primer programa de la segunda temporada de Trato Hecho se estrenó la noche de este martes. | MAYELA LÓPEZ.

Emoción. El público televidente tuvo la opción de adivinar el monto que contenía la maleta número 17 que fue elegida por el participante y por medio de la página web de Teletica quienes acertaron en el monto, fueron parte de una rifa de ¢50.000.

Uno de los cambios más importantes se llevó a cabo con el relevo.

La producción tomó la decisión de que dos de los acompañantes del participante, en distintos momentos del programa, tomaran su posición y eligieran los maletines para descubrir los montos.

El público presente en el set también se apuntó a jugar. Tres personas trataron de adivinar los montos de las maletas para ganarse ¢50.000.

El programa estuvo lleno de emociones de principio a fin. Entre ofertas y adivinanzas el participante logró llevarse para su casa un total de ¢2.050.000.