Por: Michelle Soto 11 junio, 2015
Leonardo Padura es cubano y español, tiene 59 años. | EFE
Leonardo Padura es cubano y español, tiene 59 años. | EFE

Con maestría, el cubano Leonardo Padura utiliza el género de la novela policíaca para desnudar una realidad social. Esa habilidad para “contar verdades” fue reconocida este miércoles con el Premio Princesa de Asturias en Letras 2015.

“Es un autor arraigado en su tradición y decididamente contemporáneo; un indagador de lo culto y lo popular; un intelectual independiente, de firme temperamento ético”, destacó el jurado en el acta del premio.

De esta forma, Padura les ganó la carrera a otros 27 candidatos, entre quienes estaban el novelista japonés Haruki Murakami, el estadounidense Richard Ford y el inglés Ian McEwan.

“Siempre creo que lo que estoy escribiendo no va a interesar y sufro mucho. Escribo y vuelvo escribir. Pero prefiero ser un escritor inseguro a uno que cree que domina la literatura. Porque la literatura es indominable”, declaró Padura a medios de prensa en España.

Para el filólogo Jorge Chen, el galardón a Padura no se escapa a una coyuntura histórica: el acercamiento político entre Cuba y Estados Unidos.

“Los premios, a veces, obedecen a cuestiones de contexto. En este momento, con la apertura entre Cuba y Estados Unidos, se realza la obra de Padura que viene a ser visibilizada con este premio. Pero también hay otros escritores cubanos de gran relevancia”, manifestó Chen.

Padura, de 59 años, publicó su primera novela, Fiebre de caballos , en 1988. A esta le siguió Lo real maravilloso , en 1989.

No obstante, su éxito internacional vino de la mano de la serie de novelas policíacas que tienen como protagonista a Mario Conde, un personaje sombrío que labora como detective en una sociedad cubana contemporánea.

“Utiliza el armazón de la novela negra para hacer crítica social e ir develando distintas realidades. En el caso de Máscaras , por ejemplo, trata el tema de la homosexualidad”, comentó el crítico literario Juan Murillo.

“El género policiaco, a través de una historia de detectives y crímenes, permite hacer un balance y una crítica de la realidad contemporánea. De ahí, el auge de la narco novela en América Latina”, agregó Chen.

Las historias de Conde se pueden leer en Pasado perfecto, Vientos de cuaresma y Adiós, Hemingway, entre otras. La novela más reciente, que tiene a Conde como personaje, es Herejes que fue publicada en el 2013.

“Aprendí de Hammett, Chandler, Vázquez Montalbán y Sciascia que es posible una novela policial que tenga relación real con el ambiente del país, que denuncie o toque realidades concretas y no solo imaginarias”, declaró Padura en un comunicado.

Su último trabajo consiste en una antología de cuentos, Aquello que estaba deseando ocurrir, que fue presentado en marzo y reúne personajes cotidianos del universo habanero del escritor.

El premio Princesa de Asturias de las Letras se entrega desde 1981. Consta de 50.000 euros y una reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró .

Aparte del Asturias, Padura ya había sido reconocido con el Premio Nacional de Literatura y el Premio Nacional de la Crítica Literaria de Cuba, el premio de la Asociación Internacional de Escritores Policiacos y la Orden de las Artes y las Letras de Francia.