Menor presenta una lesión en el cuello que le afectó tejido superficial pero no comprometió ningún órgano, informó subdirector del Hospital de Niños

Por: Carlos Arguedas C. 16 agosto, 2016

Un menor de seis años y cinco meses resultó herido en el cuello por una bala perdida.

El suceso ocurrió este martes a las 1:45 a. m. en barrio López Mateos, en el distrito de San Sebastián, al sur de San José, mientras el niño dormía en su casa.

Según el Hospital de Niños, unos 400 pacientes al año necesitan la presencia de sus padres durante su tratamiento y recuperación. | ARCHIVO
Según el Hospital de Niños, unos 400 pacientes al año necesitan la presencia de sus padres durante su tratamiento y recuperación. | ARCHIVO

Carlos Jiménez Herrera, subdirector del Hospital Nacional de Niños (HNN), informó de que el menor ingresó al centro médico poco antes de las 2 a.m.

"Lo que presenta es una herida a nivel de la parte anterior del cuello. Es una herida superficial que no está involucrando estructuras profundas.

"Es un niño que está, dentro de toda la situación del traumatismo sufrido, estable, está conciente, respirando aire ambiente. Está hablando no tiene limitaciones para hablar, ni respirar", dijo el médico.

Agregó que permanece en sala de Observación pues deben completar todos los estudios que el protocolo demanda para este tipo de situaciones.

“De momento le hemos realizado un TAC de cráneo que es completamente normal y las radiografías iniciales son abssolutamente normales”, agregó.

Este es el tercer caso de un menor herido de bala que atiende el Hospital Nacional de Niños durante este año. Cifras del centro médico revelan que en promedio al año atienden entre cinco a seis casos.

Este lunes en San Francisco de Osa, Puntarenas, un menor de ocho años murió al recibir de manera accidental un balazo en el pecho.