Dentro de la unidad iban 11 extranjeros ilegales

 31 octubre, 2014
Dentro de este vehículo viajaban once personas y el conductor. Todos quedaron detenidos por sospechas de coyotaje.
Dentro de este vehículo viajaban once personas y el conductor. Todos quedaron detenidos por sospechas de coyotaje.

La Fuerza Pública sorprendió la tarde de hoy viernes en un retén policial al conductor de una ambulancia privada en la que movilizaba a 11 extranjeros ilegales, cinco de ellos menores, en el distrito de Dulce Nombre de San Carlos, Alajuela.

El microbús fue interceptado en la comunidad de Sucre, para una revisión de rutina. Cuando los oficiales se acercaron para verificar la identidad de su conductor observaron a un número inusual de personas en el vehículo de socorro.

La Policía determinó poco después que se trataba de un aparente trasiego de nicaragüenses que ingresaron en forma irregular a nuestro país y a quienes trasladaban hacia un punto no precisado de San Carlos.

Se trata de seis hombres adultos y cinco adolescentes, quienes solo portaban ropa y otros artículos básicos de uso personal.

La ambulancia privada era conducida por un costarricense de apellido Palacios, de 46 años, vecino de Santa Rosa de Pocosol.

La Fuerza Pública lo detuvo para presentarlo en las próximas ante la Fiscalía local.

Los 11 extranjeros serán entregados a la Dirección General de Migración y Extranjería para lo que corresponda.

El aparente caso de "coyotaje" quedó al descubierto gracias a la pericia de los policías que, pese a ser un vehículo de socorro procedieron a detenerlo y revisarlo en el retén cerca de la frontera con Nicaragua.

La captura surge un día después de que en el Juzgado Penal de Puntarenas se dictó la pena máxima por este tipo de delito a tres nicaragüenses.