Por: Hugo Solano 14 diciembre, 2015

El Tribunal Penal de Pérez Zeledón sentenció a ocho años y nueve meses de cárcel a un canadiense al hallarlo responsable de cultivar y traficar marihuana hidropónica.

El cultivo de marihuana hidropónica es castigado con penas de ocho a 15 años de cárcel. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS/ARCHIVO
El cultivo de marihuana hidropónica es castigado con penas de ocho a 15 años de cárcel. | FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS/ARCHIVO

El extranjero, identificado como David Best West, de 43 años, también fue condenado por desobediencia a la autoridad e invasión a un área protegida, informó la oficina de prensa del Poder Judicial.

Por el primer delito se le impusieron ocho años de prisión, por el segundo seis meses y por el tercer ilícito la pena de tres meses, para un total de ocho años y nueve meses de prisión.

El encartado se dedicó a cultivar marihuana hidropónica en una finca en Chimirol de Rivas, en Pérez Zeledón.

Las autoridades detuvieron al hombre en abril del 2013 durante un allanamiento en el que también se investigó a una pareja que le ayudaba.

Además, en ese momento los agentes lograron el decomiso de más de 300 plantas de marihuana en macetas, así como de equipo que, en apariencia, se utilizaba para la producción.

También incautaron unos ¢7 millones y evidencia importante que vinculó al foráneo con la actividad ilegal.

Otro juicio. Este lunes, otro sujeto, de apellido Sandoval, enfrentará un juicio por el delito de venta de drogas.

De acuerdo con las autoridades, el sospechoso se dedicaba a almacenar y vender marihuana desde su casa de habitación, ubicada en el barrio Corazón de Jesús, en el centro de Heredia.

Adicionalmente, se presume que realizaba las ventas ilícitas en un parque local.

Sandoval fue detenido el 27 de marzo del 2009, cuando se le decomisó droga y dinero en efectivo, el cual, supuestamente, era producto de la actividad ilegal que realizaba el sujeto.