Por: David Delgado C. 21 julio, 2015
El Tribunal Penal de San José declaró culpable a Raúl Pincen Smith, por el secuestro de un ingeniero costarricense de apellido Arredondo.
El Tribunal Penal de San José declaró culpable a Raúl Pincen Smith, por el secuestro de un ingeniero costarricense de apellido Arredondo.

El Tribunal Penal de San José declaró culpable a Raúl Vincent Smith por el secuestro de un ingeniero costarricense de apellido Arredondo (45 años), y tres hombres más.

Los hechos ocurrieron el 25 de agosto del 2013 en Panamá donde Arredondo y los otros se encontraba trabajando.

Dos acusados más, apellidados Montero y Jimenez, fueron condenados por el delito de favorecimiento real y le impusieron un año a cada uno, pero quedaron en libertad este martes porque ya cumplieron dos años en prisión preventiva.

Además, se absolvió a una mujer, apellidada Montero, por el principio in dubio pro reo.

Según las autoridades, Montero recogió $50.000 exigidos por los captores al día siguiente del secuestro en Cuatro Reinas de Tibás. El dinero fue reunido por un socio de Arredondo y los billetes estaban marcados.

Tres horas después, Arredondo fue liberado en Colón, Panamá, mientras la Policía seguía a la banda en Costa Rica con el dinero.

Hacia las 9 p. m. se interceptó en barrio México el auto en el que viajaban Montero y Jiménez. En el momento de ser capturados, ambos portaban el dinero marcado del rescate.

Al allanar la vivienda de Montero en Bajo Piuses de Tibás, se detuvo a Miranda, quien es su compañera sentimental, y se le decomisó otra parte del dinero marcado, así como un kilo de marihuana y pasta de cocaína.

A otros tres hombres, de apellidos Smith, Brown, y Carrington, la Fiscalía Especializada Contra el Crimen Organizado de Panamá, les sigue otra causa por los mismos hechos, como sospechosos de coordinar y ejecutar el secuestro.