Médicos aseguran que pronóstico de la bebé es "muy reservado"

Por: Patricia Recio 27 octubre, 2014

Las hermanas de la bebé que el sábado debió ser internada luego de recibir una golpiza en apariencia por sus propios padres, se encuentran bajo el cuidado de su padre biológico.

La menor fue trasladada al Hospital Nacional de Niños en condición crítica.
La menor fue trasladada al Hospital Nacional de Niños en condición crítica.

La vocera del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), Fanny Cordero, aseguró que las menores fueron asumidas por esa entidad el sábado cuando se presentó la emergencia con la menor y se detuvo a la madre y al padrastro de las niñas de 4 y 8 años, quienes son hijas de la mamá de la bebé.

"Se intervino con el OIJ y quedaban dos niñas solitas, en ese momento lo que urgía era proteger a las hermanitas, ellas pasaron la noche del sábado en un albergue y desde domingo localizamos al papá por lo que quedaron bajo la protección de él y la abuela paterna, en la delegación de Alajuelita se están revisando antecedentes", explicó la vocera.

Por su parte, la bebé de tres meses, quien ingresó muy grave al Hospital Nacional de Niños, permanece muy delicada, indicó el director de ese centro médico Orlando Urroz.

El médico dijo que la pequeña presenta lesiones cerebrales muy severas y se mantiene con ventilación asistida en la unidad de cuidados críticos.

Urroz añadió que el pronóstico es muy reservado, pues la evolución de la menor no ha sido favorable durante los dos días que lleva en el hospital.

Además de las lesiones cerebrales, la bebé presentaba múltiples fracturas en sus extremidades y costillas.

Tanto el padre de la niña de apellido Esquivel y la madre de apellido Cubillo se encuentran detenidos como sospechosos de tentativa de homicidio.