Policía Judicial lo capturó el miércoles cerca de la vivienda donde ocurrieron los crímenes y lo liberó este jueves

Por: Gustavo Fallas M. 23 marzo
La Policía Judicial halló rastros de sangre en toda la vivienda donde vivían los hombres asesinados.
La Policía Judicial halló rastros de sangre en toda la vivienda donde vivían los hombres asesinados.

Un compañero de casa de los tres hombres que fueron descuartizados y lanzados en bolsas plásticas en un guindo en las cercanías del túnel Zurquí, permaneció detenido cerca de 24 horas, pues se le considera sospechoso de haber participado en el crimen.

Se trata de un joven de apellidos Chacón Sánchez, de 26 años, quien es vecino de la León XIII, y que estaba viviendo en la casa donde ocurrieron los asesinatos, situada en barrio La Flor, el Alto de Guadalupe, Goicoechea.

El individuo fue detenido ayer (miércoles) cuando salía de la vivienda involucrada. Él ha sido investigado por tráfico de drogas y robo agravado. El joven portaba un arma 9 milímetros y un celular, que fueron decomisados.

Chacón fue indagado por la Fiscalía, la cual solicitó seis meses de prisión preventiva en su contra; sin embargo, el Juzgado Penal de Goicoechea lo dejó en libertad. Este jueves no fue posible conocer los detalles de la resolución y si se impusieron medidas cautelares alternativas.

Agentes judiciales efectuaron, la noche del miércoles, pruebas de luminol en busca de elementos sanguíneos.
Agentes judiciales efectuaron, la noche del miércoles, pruebas de luminol en busca de elementos sanguíneos.
Allanamiento

Según las pesquisas del OIJ, fue en esa casa en Goicoechea donde asesinaron a los tres hombres hallados en el Zurquí.

El inmueble fue allanado este miércoles por la Policía Judicial y se le hicieron pruebas de luminol, que permitieron hallar los rastros de sangre.

"Esta casa tiene tres dormitorios, una cocina, una sala, comedor y un patio de pilas. Encontramos muestras de sangre en toda la vivienda, pero con más presencia en el patio", detalló Wálter Espinoza Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Asimismo, fue encontrada en ese inmueble la cédula de una de las víctimas y un casquillo de bala, comunicó la oficina de prensa de la Fiscalía.

Por la forma en que se dieron los asesinatos, necesariamente participaron más de dos personas, estimó Espinoza.

Aunque en un inicio se informó de que no aparecían las cabezas, el jerarca del OIJ indicó que ya fueron ubicadas y sí estaban dentro de los bultos.

De momento, el OIJ prefirió no adelantar las identidades de las víctimas, pues están a la espera de que sean informados los familiares.

Ellos estaban alquilando esa vivienda donde ocurrió el triple homicidio desde hace un mes, según los vecinos.

El móvil del crimen aún no está claro, aunque se cree que corresponde a un ajuste de cuentas por disputas entre organizaciones criminales.

Noticia actualizada a las 6:09 p. m. luego de que el sospechoso quedó en libertad.

Etiquetado como: