Hace tres años, un penal ante Grecia nos catapultó a cuartos de final de un mundial mayor de fútbol por primera vez en la historia. El encargado fue Michael Umaña. ¿Cómo vivieron ese momento las personas más cercanas al jugador?

 16 junio
El momento decisivo. La Brazuca no se detendrá hasta terminar en el fondo de la red. | FOTO: AP
El momento decisivo. La Brazuca no se detendrá hasta terminar en el fondo de la red. | FOTO: AP

Hace tres años y un día, para ser exactos, comenzó la aventura mundialista de Costa Rica en Brasil 2014. El 15 de junio de aquel año, le dimos una bofeteada a la historia y le ganamos 3-1 a Uruguay. De pronto, las posibilidades de lo que nuestra selección podía lograr se dispararon.

15 días más tarde, el dominigo 29, esas posibilidades fueron más reales que nunca. Tras 120 minutos de fútbol agónico y de una tensión apenas manejable, el histórico pase a cuartos de final se redujo a un solo disparo. El quinto penal. El de Michael Umaña.

Danny Brenes, periodista de la Revista Dominical, se propuso revivir ese momento pero no a través de sus ojos ni de los de Umaña, sino de las personas más cercanas a este. Si nosotros, que solo conocemos al jugador por televisión, nos comíamos las uñas y sudábamos frío, ¿cómo lo habrán vivido ellos?

El partido contra Grecia lo vi en casa de mi papá, junto al resto de mi familia. Allí vimos también el juego inicial, la hazaña contra Uruguay que se antojaba imposible meses atrás, cuando el sorteo de grupos nos colocó en el grupo más complicado en la historia de las copas del mundo.

Celebramos el gol de Ruiz, lamentamos la expulsión de Duarte y nos quedamos mudos con el 1-1 griego, que convirtió una jornada que parecía de celebración sin par en un viacrucis deportivo como pocos se han vivido en la casa de mi padre –y eso que somos aficionados a Cartaginés, que es igual a decir que somos fanáticos a la pena y la desgracia–.

Conforme los tiempos extra comenzaban a mermar y la tanda fatídica se asomaba inevitable en el horizonte, la presión me ganó. Un momento tan angustiante no podía vivirlo frente al tele grande de la sala de la casa paterna. Sin decir nada a mi familia, me fui a la cocina, donde había un televisor diminuto y con pobre definición.

Pronto, mi hermana mayor se sumó. Luego mi otra hermana, mi padre, mis cuñados. La familia entera había sucumbido a la presión y dejamos el tele grande en abandono, mientras cada uno de nosotros ponía de nuestra parte para que los penales que veíamos en la diminuta pantalla entraran.

Luego Keylor paró uno. Y Michael Umaña se paró erguido para enfrentarse a la historia.

De vez en cuando veo el video de ese quinto penal. Pienso en las celebraciones posteriores, en los gritos y los abrazos con desconocidos, en la euforia que parecía no tener fin. Todos (o casi) lo vimos. Todos (o casi) lo vivimos de forma distinta.

¿Cómo lo vivieron, entonces, quienes vieron crecer a Michael Umaña, quienes estuvieron siempre con él, quienes comparten su vida con él?

Esas preguntas son las que quise responder.

—Danny Brenes.

***

No solo de fútbol viven los lectores. La periodista Lucía Vásquez se sumergió en la risoterapia para entender cómo algunas personas, en este país, pierden peso recibiendo un tratamiento bastante particular: cosquillas.

Además, Karina Salguero comparte un sentido homenaje a su padre, fallecido recientemente; la vida, más allá de la pérdida, continúa, incluso en las fechas más dolorosas.

Además, un repaso por la Resist March, o marcha de la resistencia, que se celebró el pasado domingo en la ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos, y en la que más de 100.000 personas protestaron contra el clima político que se vive en el país norteamericano desde que Donald Trump asumió la Oficina Oval.

'Resist March' se inspiró en la marcha Women's March , que se llevó a cabo en enero de este año en Estados Unidos y reunió a más de 500,000 protestantes.
'Resist March' se inspiró en la marcha Women's March , que se llevó a cabo en enero de este año en Estados Unidos y reunió a más de 500,000 protestantes.

Finalmente, conozcamos a las mascotas que son seguidas por millones de personas a través de las redes sociales y cuya popularidad ha propiciado una industria que mueve millones de dólares al año.

Estas historias, junto a nuestras secciones habituales, las podrá encontrar este domingo, en la Revista Dominical.