Morados ganaron los dos partidos de la final que se jugaron ayer y están arriba por 3-1

 11 agosto, 2014
Waylon Hadden impulso la carrera del empate en el primer partido de ayer, que Saprissa ganó 2-1. | MARCELA BERTOZZI
Waylon Hadden impulso la carrera del empate en el primer partido de ayer, que Saprissa ganó 2-1. | MARCELA BERTOZZI

Saprissa ha sumado tres victorias de las cuatro requeridas para adjudicarse el título del béisbol mayor de este año, luego de vencer ayer a Huracanes dos carreras por una y ocho por cuatro, en el diamante del parque Escarré, ante un público entusiasta que agradeció a ambos finalistas el espectáculo ofrecido.

“La pelea ha sido dura, pero gracias a Dios nos hemos puesto en una situación óptima para conseguir el título de este año”, comentó el piloto de los morados, Jorge Delgado, al finalizar las seis horas de la jornada dominical.

Sin embargo, el timonel de los noveles Huracanes, Federico Salas, no tira la toalla y comenta que tampoco es imposible ganar tres juegos en fila y conquistar el cetro.

“Se que es difícil, pero no imposible. Con mayor razón por la cantidad de promesas jóvenes que tenemos en la nómina”, comentó.

El primer partido de la jornada de ayer fue espectacular. La última entrada llegó con un empate a uno en la pizarra y los morados anotaron la carrera del triunfo con un error de la defensa rival, transferencia para Darío Smith y un buen batazo de Yader Monge.

La victoria coronó otra buena labor del zurdo Alberto Cabrera, quien logró la sexta victoria del año al lanzar el trecho completo con solo tres imparables en contra y nueve ponches propinados contra los jóvenes bateadores de Huracanes.

Los dirigidos por Salas habían logrado la ventaja 1-0 mediante hit productor de Agustín Vivas y Saprissa igualó con imparable impulsador de Waylon Hadden, en la cuarta entrada del cotejo.

Segundo acto. Atrapadas excepcionales del antesalista morado Carlos Soto Navarro para forzar el out en la esquina caliente y una zambullida a cinco metros de la pelota para coger un batazo de Baldioceda, por parte del central de Huracanes Ernesto López, imprimieron un matiz insólito al reñido segundo juego del domingo.

La entrada decisiva sería la tercera, cuando Jorge Delgado atinó con triple para impulsar tres carreras y darle ventaja a la S de 6-2.

Aunque Huracanes siempre ofreció la pelea y descontò para finalmente perder por 8 a 4.

La serie final prosegiuirá el domingo venidero con los juegos cinco y seis. De ganar Saprissa alguno de esos encuentros se coronará sin necesidad de un sétimo round .