Enrique Martín asegura que de momento el arquero tico no tiene más opción que esperar en el banco y seguir entrenando sin desenfocarse

Por: Esteban Valverde 21 noviembre
Enrique Martín Monreal fue nombrado en octubre como entrenador del Albacete Balompié, club de Danny Carvajal. Foto: Facebook del Albacete.
Enrique Martín Monreal fue nombrado en octubre como entrenador del Albacete Balompié, club de Danny Carvajal. Foto: Facebook del Albacete.

Enrique Martín, técnico del Albacete, habló con La Nación desde España y manifestó que Danny Carvajal debe esperar su oportunidad en el club, porque su compañero Tomeu Nadal está mostrando un nivel excepcional y es el titular.

Por otra parte, Martín añadió que el tico debe conservarse centrado en trabajar para su escuadra, debido a que la posibilidad de ir al Mundial con Costa Rica lo podría distraer cuando llegue la oportunidad de jugar en el Alba.

—¿Cuál es el concepto que tiene de Danny Carvajal como arquero?

—Realmente no lo he visto en competición, porque cuando vine decidí que jugase Tomeu y bueno, él (Danny) realmente lo está haciendo bastante bien, es un chico que está trabajando bien, es un chico disciplinado y en este momento está esperando su opción; ahora está Tomeu y en esto de los porteros solo puede jugar uno.

—¿De los entrenamientos qué podría decir?

—No tengo una opinión de un partido porque no lo he visto; anteriormente no vi al Albacete en un juego. Lo único que he visto es en las prácticas y no puedo dar una opinión profunda más allá de lo que le he comentado. Él está trabajando bien, pero no puedo decir más porque no tengo argumentos de partidos para dar una opinión más allá.

El 11 de noviembre Andrés Iniesta remató de larga distancia y venció a Danny Carvajal para poner el 5 a 0 definitivo a favor de España ante la Selección Nacional. Foto: AFP
El 11 de noviembre Andrés Iniesta remató de larga distancia y venció a Danny Carvajal para poner el 5 a 0 definitivo a favor de España ante la Selección Nacional. Foto: AFP

—Danny jugó ante España. ¿Cómo lo vio?

—Lo vi por la tele. Jugar ante España siempre es complicado porque tiene grandes futbolistas y no es fácil para los porteros ni para el resto de sus compañeros que están al frente. Siento que él tuvo de todo: buenas intervenciones y otras que quizás pues pudo hacer más; esa es un poco la conclusión.

"Ahora, tampoco creo que sea un partido determinante para juzgar a un portero definitivamente".

—¿Tendrá oportunidad Carvajal bajo su mando?

—Bueno, esto de los porteros es así. Ahora juega Tomeu y mientras siga como está, porque está francamente sensacional, pues Danny tiene que esperar, no hay otra opción. Yo no regalo nada a ningún futbolista, y Tomeu desde que vine se lo está ganando y bueno... Danny no tiene más que esperar. Cuando le toque pues Carvajal deberá aprovechar su opción, es así de sencillo.

—Danny fue seleccionado de Costa Rica y tiene alguna opción de ir al Mundial. ¿Cómo manejar la suplencia, desde la parte psicológica, para que no se caiga?

—Eso es un tema particular de cada jugador, en el sentido de que no hay más lectura psicológica más que entrenar a tope y corresponder cuando toque. Porque si no se está centrado, si no está presente, si un día tiene su oportunidad y está pensando en el Mundial, pues al final seguro que esto será contraproducente. Lo que tiene que hacer es entrenar, trabajar y cuando le toque jugar.

"Yo a veces les digo a ellos en broma: ustedes eligieron ser porteros, si al menos hubieran pensado en ser jugadores de campo tenían chance de delanteros, de centrales, pero de portero solo juega uno. Al final es su problema. De momento trabajar y responder cuando le toque".

-¿Está conforme con lo que le muestra el tico en los entrenamientos?

Sí, pero quiero bastante más. Yo estoy conforme pero soy muy exigente, la verdad es que le pido bastante más. Aquí en España la exigencia es mucho más profunda de lo que realmente se puede exigir ellos mismos, quiero ser así por un bien de ellos porque así cuando le toque responder estarán mejor preparados.

Solo queda trabajar, trabajar y trabajar y cuando le toque no hay vuelta atrás así que a responder.