Toma de Teletica evidencia golpe del saprissista al limonense. Defensa morado asegura que fue por inercia, caribeño denuncia falta de juego limpio

Por: Esteban Valverde, Cristian Brenes 22 octubre
El saprissista Julio Cascante (centro) tuvo un juego de mucho roce con los atacantes de Limón.
El saprissista Julio Cascante (centro) tuvo un juego de mucho roce con los atacantes de Limón.

Tibás

El limonense Steven Williams denunció un puñetazo que le conectó Julio Cascante; Horacio Esquivel, técnico caribeño, lo catalogó como un gancho al hígado; el defensor morado afirmó que fue por inercia y no hay mala intención, pero el video es claro y deja expuesto al central.

La imagen de Teletica muestra cómo se da un forcejeo entre el tibaseño y el jugador de la Tromba, seguidamente Cascante golpea con su puño derecho el estómago del atacante, quien se va al suelo de inmediato. La acción se presentó en el tiro de esquina en el que Daniel Colindres anotó el 2 a 1 momentáneo del partido (la S se impuso 5 a 2).

El ariete verdiblanco no dudó en cuestionar a su rival y recalcó que le faltó limpieza en la acción. Incluso, afirmó que conversó con otros futbolistas de Saprissa, pero le dijeron que hiciera lo mismo.

"Cascante me metió un puñetazo en las costillas, me desbalanceó y nos hicieron el gol. El árbitro me dijo que no lo vio. Otro jugador de Saprissa me dijo que le hiciera lo mismo en la siguiente jugada, pero nada que ver. A él le faltó juego limpio y es muy claro", señaló el caribeño.

"Steven es un muchacho muy temperamental y tengo que buscar la manera de manejarlo. Julio Cascante le dio un gancho a Williams que es de un boxeador, pero posiblemente el árbitro no lo vio", agregó Esquivel.

Por su parte, el central del Monstruo salió al paso, negó todo y pese a los cuestionamientos de la prensa por su acción, se mantuvo en que no actuó de mala fe y que nunca quiso agredir a su compañero de profesión.

"Fue una situación de pura inercia y no va a ser la primera ni la última jornada en la que se vea algo así. Cuando me iba a poyar para arrancar lo golpeé, él reaccionó y se tiró, pero fue una jugada normal y sin intención. Me dijeron algo de que un gancho al hígado, pero para nada, no fue así", aseguró.

Al recalcarle que la imagen es clara y se observa el golpe, Cascante insistió: "Probablemente en el video se vea como un gancho, pero en lo personal no lo hice así. El encontronazo con Williams fue en todo el partido, pero son situaciones de juego entre un defensa y un delantero".

El zaguero cambió su semblante al darse cuenta de que se expone a una sanción, si el Tribunal Disciplinario revisa la toma y considera que hay intención.

El morado espera que no se dé ningún castigo, principalmente porque a mitad de semana visitan a la Universidad de Costa Rica y el domingo reciben a Alajuelense, en el clásico nacional.

"No lo veo para tanto como para una sanción. Sin embargo, ahora que ustedes como periodistas me dicen esto, me asusta, aunque creo que no merece tanto. Voy a esperar a ver qué pasa con esto. Fue un partido de roce, en las jugadas siguientes al golpe que él dice, me empieza a majar y majar una y otra vez, pero creo que eso no lo tomaron las cámaras y no hay videos de eso. Son situaciones de partido", agregó.

Cascante fue más allá y afirmó que la S tiene un trato especial con este tipo de jugadas y la atención es mucho mayor que con cualquier otro equipo.

"Se nos persigue mucho, por ahí nos afecta, pero nosotros debemos seguir en lo nuestro, sin meternos con el árbitro y sin permitir nada que nos afecte a lo interno en el grupo. Al inicio del partido pasó lo mismo en un tiro de esquina, él me golpea y yo sigo normal porque son situaciones de partido", concluyó.

Anteriormente el Tribunal actuó de oficio con el video para sancionar en tres casos. Al saprissista Jerry Bengtson lo multaron con cuatro juegos, por simular una falta de penal; mientras que el brumoso Hernán Fener se perdió un compromiso por lanzarle una pelota al guardalínea Rafael Andrade, acción que no se marcó en el partido, pero que fue revisada posteriormente con las tomas de la televisora.

Verny Ramírez, de Carmelita, también se perdió dos partidos por golpear a Din John Arias sin estar en disputa el balón, pena que se le impuso con la ayuda de las tomas audiovisuales.