El goleador manudo afirma que su equipo no jugó mal en el partido de ida de la final del Verano, pero considera que el sábado, todo será muy distinto

Por: Fanny Tayver Marín 20 mayo, 2015
Rooney Mora marca al manudo Jonathan McDonald. El florense intentó tapar la salida rojinegra por sector derecho. | RAFAEL PACHECO
Rooney Mora marca al manudo Jonathan McDonald. El florense intentó tapar la salida rojinegra por sector derecho. | RAFAEL PACHECO

Jonathan McDonald está convencido de que Alajuelense se convertirá el próximo sábado en el nuevo campeón del fútbol nacional.

Aunque el atacante rojinegro estuvo anulado por el Team y este martes tan solo contabilizó un remate directo al minuto 88, el jugador más aplaudido por los manudos asegura que el sábado todo será diferente en el estadio Eladio Rosabal Cordero.

"A como sea, con gol de penal, bola muerta, autogol o lo que sea, tenemos que sacar el resultado y levantar esa ansiada copa por nosotros y por la afición, que ya se la merece", afirmó Jonathan McDonald.

Según el delantero, la Liga no jugó mal en el pulso de ida de la final del Campeonato de Verano, pero los florenses los sorprendieron.

"Este Herediano no es el mismo que estaba con Mauricio Wright, la verdad, cambiaron mucho, hay mucho trabajo de por medio, tanto así que la línea ya no es de tres, si no de cuatro y ellos hicieron el partido que querían. Para nosotros, el segundo tiempo fue de nosotros, les pasamos por encima y lamentablemente en bola muerta nos empatan, pero hay que tener calma", destacó.

Y añadió: "Lo que faltó fue meterla nada más, hay que tener la convicción de que la primera, la segunda o la tercera tienen que entrar a como de lugar. El volumen ofensivo lo mantuvimos, toda la afición estaba esperando a que nosotros volviéramos a hacer un gol temprano, pero no es el mismo Herediano de hace 15 o 22 días, es más precavido a la hora de atacar y es más, así que hay que estudiar bien y ver lo que pasó, por qué el resultado".

Jonathan McDonald también detalló por qué es que Elías Aguilar, tras una desobediencia, consiguió la paridad en el Morera Soto.

"Fue gol con bola muerta, más que todo fortuito porque ahí hay un cambio de marca, que (Rónald) Matarrita tenía a Dave (Myrie) y por estatura cambia con Johan (Venegas) y por cosas del fútbol, estaba el menos fuerte de cabeza de ellos y le queda... Y define. Son cosas del fútbol, son cosas que pasan y de esto se aprende y nos ayuda a ir con los dientes apretados a una cancha que en el torneo regular ganamos ahí por un gol".