Ningún otro equipo ha generado tantas jugadas de peligro en los octavos de final

Por: José Pablo Alfaro Rojas 9 marzo
Messi y Neymar celebran eufóricos la remontada azulgrana en el Estadio Camp Nou, de Barcelona. | AGENCIA AP
Messi y Neymar celebran eufóricos la remontada azulgrana en el Estadio Camp Nou, de Barcelona. | AGENCIA AP

La épica remontada del Barcelona se gestó con 81 ataques que quedarán en la historia.

Ningún equipo ha generado tantas jugadas de peligro en los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa de este año como el conjunto azulgrana, en la paliza de 6-1 frente al PSG de Francia.

El club catalán creó una acción de gol cada 1,19 minutos y efectuó 17 disparos a portería. La cifra toma más valor cuando se compara con el Nápoles, que es el segundo con más oportunidades claras de anotar en esta fase, y tuvo 46 ataques peligrosos, casi la mitad.

La Nación contabilizó las estadísticas de cada uno de los partidos de la Champions League de esta temporada, de acuerdo con el sitio oficial de la UEFA, y determinó que solo dos veces un equipo ha creado más ocasiones de gol.

Se trata del mismo Barcelona, que generó 85 ofensivas con peligro en la victoria de 4-0 sobre el Monchendgladbach, y del Atlético de Madrid, que tuvo 95 acciones frente al Rostov, en el triunfo de 2 a 1.

Estos dos cotejos son de mucho menos relevancia que el de ayer, pues se disputaron en la primera fase del certamen.

La producción ofensiva del Barcelona refleja que los seis goles de ayer no llegaron por obra de la casualidad. El rendimiento colectivo, sumado al desenvolvimiento individual de figuras como Neymar e Iniesta, marcaron el rumbo.

El brasileño anotó dos tantos, asistió a Sergi Roberto en el último gol y le cometieron la falta del primer penal catalán.

“Perdimos el partido en París y aquí jugamos sin responsabilidad, con alegría, presionando y creando ocasiones. Ellos no consiguieron salir con el balón y, por eso, subió el ánimo y pudimos conseguir la remontada”, explicó Neymar.

El Barcelona tuvo picos altos de producción en ataque. En la primera etapa fue su mejor momento; Luis Suárez abrió la cuenta al 3’ y, en el cierre de la inicial, cayó la segunda anotación por medio de un autogol de Kuzawa al 40’, tras un taquito de Iniesta dentro del área chica.

En el segundo periodo, los anfitriones mantuvieron la intensidad y rápidamente encontraron el tercer tanto, después de que Messi perforara las redes al minuto 50, de pena máxima.

Cuando todo hacía indicar que los locales alcanzarían la hombrada, apareció el uruguayo Edinson Cavani para marcar el descuento y obligar al Barcelona a anotar tres goles más.

La difícil faena bajó los bríos de los catalanes por unos minutos, en los que disminuyeron notablemente la creación de acciones de peligro. Sin embargo, Neymar logró el 4-1 al 88’, de tiro libre. Tres minutos antes, el futbolista argentino Ángel Di María desaprovechó un mano a mano inmejorable contra el cancerbero Ter Stegen.

El quinto cayó al 90’ desde el manchón blanco, obra de Neymar. Da la impresión de que no había falta sobre Suárez en la acción que se señaló penal.

Y al 95’, Sergi Roberto cerró un buen centro del suramericano para culminar la proeza.

Los remates del Barcelona al PSG
Los remates del Barcelona al PSG
Etiquetado como: