Por: Steven Oviedo 29 noviembre, 2016

Lamentablemente la situación que vivió el Chapecoense, con la muerte de la mayor parte de su equipo en un accidente aéreo, no es algo nuevo en el deporte.

Las tragedias aéreas de entidades deportivas han enlutado a varios países a lo largo de la historia.

Uno de los más recordados accidentes se presentó el 4 de mayo de 1949, llamado "la Tragedia de Superga", pues el avión en el que venía el equipo del Torino de Italia se estrelló contra la Basílica de Superga en Turín.

Los italianos venían del partido de despedida de Xico Ferreira en Lisboa ante el Benfica. En esa ocasión fallecieron 31 personas, 18 de ellos jugadores.

El 6 de febrero de 1949, el Manchester United regresaba a Inglaterra tras eliminar al Estella Roja de Belgrado en la Copa de Europa, pero debía hacer una parada por gasolina en el aeropuerto de Múnich.

El piloto James Thain hizo dos intentos fallidos para despegar y a la tercera ocasión logró despegar, pero luego de ganar altura el avión falló y se estrelló cerca del aeropuerto.

El 6 de febrero de 1949 se estrelló el avión que transportaba al Manchester United.
El 6 de febrero de 1949 se estrelló el avión que transportaba al Manchester United.

En esa ocasión murieron siete jugadores inmediatamente, Duncan Edward falleció 15 días después por las heridas y dos jugadores más tuvieron que dejar el fútbol a raíz de las lesiones sufridas en el percance.

En el continente americano, uno de los golpes duros que recibió el fútbol fue el 26 de setiembre de 1969, cuando se dio 'La Tragedia de Viloco', cuando el equipo The Strongest de Bolivia regresaba a La Paz luego de un amistoso internacional.

En esa ocasión el avión que transportaba a parte del equipo se estrelló y fallecieron 16 jugadores y tres miembros del cuerpo técnico, pero la emergencia llegó a 74 pérdidas.

Otro de los acontecimientos tristes en la historia del fútbol fue en 1987. El 8 de diciembre de ese año el Alianza Lima de Perú regresaba en un vuelo chárter, de la ciudad de Pucallpa, donde se midió al Deportivo Pucallpa, en juego del torneo local.

En el accidente perdieron la vida un total de 43 personas, 16 integrantes del equipo, seis miembros del cuerpo técnico, cuatro auxiliares, ocho miembros de la barra, tres árbitros y seis tripulantes.

El 28 de abril de 1993, 18 jugadores y cinco funcionarios del equipo nacional de fútbol de Zambia mueren en un accidente aéreo en Libreville, Gabón.

No solo en el fútbol. Las tragedias se han presentado en otros deportes, como el equipo de fútbol americano Cal Poly-San Luis Obispo, que perdió a 16 de sus miembros en un accidente aéreo en Ohio el 10 de octubre de 1960.

18 miembros más 10 entrenadores y personal de apoyo del equipo de patinaje sobre hielo estadounidense fallecieron en un accidente aéreo en Bélgica, el 16 de febrero de 1961.

El 14 de noviembre de 1970 murieron 36 miembros del equipo de fútbol americano Marshall University en accidente aéreo en Huntington, Virginia Occidental.

En otro acontecimiento muy recordado, el 13 de octubre de 1972 murieron 29 personas, entre ellos integrantes de un equipo de rugby de Uruguay, en un accidente aéreo en los Andes chilenos. Esta tragedia inspiró la película "Viven".

El 7 de septiembre del 2011, mueren 27 jugadores, dos entrenadores y siete funcionarios del equipo ruso de hockey Lokomotiv, en un accidente aéreo en Tunoshna, Rusia.