Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 29 de noviembre de 2016 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Solicitud de caja receptora

Cliente espera solución desde junio

Soy suscriptor de Claro TV y desde junio, en incontables ocasiones, les he solicitado una tercera caja receptora. Por lo menos he llamado seis veces y he ido a la agencia de Limón, pero hasta la fecha no me la han instalado, aunque siempre me aseguraron que en un máximo de 48 horas lo harían. En Claro, ¿me pueden explicar las razones?

Pius Graf Studer

Cahuita

Calles cerradas

Sigue el caos vial cuando hay partidos en el estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. La avenida sétima frente al estadio la cierran, pero dejan estacionar los automóviles en la avenida quinta al sur; la única con vía al este. Los conductores dejan los vehículos frente a las cocheras, las paradas de buses y sobre las aceras. Nunca se ve la Policía y mandan los cuidacarros, en contubernio con los que permiten que se adueñen de las vías, que son públicas.

Espero que aparezca alguien con criterio para impedir que esto ocurra. Un país así jamás se ordenará, sin alguien que se plante a hacer cumplir la ley sin pretextos.

Randall García Chacón

Alajuela

Seguros inclusivos

El huracán Otto vino a reflejar lo poco o casi nada que se ha trabajado en los microseguros o inclusivos después de la apertura del mercado de los seguros, en algunos sectores que se caracterizan por sus ingresos medios o bajos, por no tener prácticas preventivas ante los riesgos y por tener más vulnerabilidad.

Para miles de familias afectadas por el paso de Otto, reponer las pérdidas y reactivar sus actividades económicas les llevará mayor costo y tiempo del que les habría tomado si hubiesen tenido un seguro. Esta lección debe llevar a la Superintendencia de Seguros, aseguradores e intermediarios a trabajar por una mayor expansión de los seguros en los sectores de menos ingresos, que son los que más los necesitan.

Luis Bernardo Miranda Chavarría

Heredia

Apoyo de Iglesias

No he visto en ningún noticiario o red social cuánto del dinero de su recolectas van a aportar la Iglesia católica o las protestantes de sus diezmos para ayudar a la emergencia nacional que causó el huracán Otto. Espero que sea el 100%, ya que se trata de ayudar al prójimo en estado de necesidad, que, al fin de cuentas, es la base de sus prédicas.

PUBLICIDAD

Yanina Ramírez Loáiciga

Santa Bárbara, Heredia

Labor presidencial

El señor Ramiro Jiménez ( Cartas, 26/11/16) critica al presidente de la República por lo que él considera mucha exposición mediática en los días previos y en las horas del embate del huracán Otto. Definitivamente, la mezquindad no tiene límites. La organización, el trabajo de los comités, Cruz Roja, Bomberos, Comisión Nacional de Emergencias, Fuerza Pública, de personas voluntarias y todos los preparativos necesitan un comandante y ese es el presidente, que dio la cara por todos nosotros.

Los recursos destinados para la emergencia tampoco  los habíamos visto. ¿Existe todavía resentimiento político y no queremos valorar la buena labor de nuestros hermanos?

María Luisa Paniagua Barrantes

La Uruca, San José

Fuerza mayor

Una vez más la naturaleza nos demuestra su poder de creación y de destrucción. Primero nos ha llenado de verdor, ríos de aguas cristalinas, montañas convertidas por el hombre en lindas fuentes de turismo, llanuras donde corre el ganado y el campesino, en su caballo, conversa con los cultivos, pero las consecuencias del huracán evidencian que la naturaleza es dueña de la fuerza mayor.

Simón Bolívar decía: “Si la naturaleza se opone a nuestros planes, lucharemos contra ella hasta que logremos el cometido”. Sin duda, esa frase es retadora y por ahí debe ir la propuesta del pueblo, guiado por el equipo de gobierno que ante la crisis ha demostrado coherencia, fortaleza, autoridad y honradez. Sin duda no todo es perfecto, porque está integrado por humanos.

Álvaro Chaves Sánchez

Heredia

Seguro para cuenta

Recibí un correo electrónico del BAC Credomatic en el que me decían que que un seguro para mi cuenta ya estaba activado; sin embargo, nunca lo solicité. Llamé para cancelarlo, pero, como es usual, siempre me lo debitaron, ya pasaron los tres días hábiles y, a la fecha, ni reintegro del dinero ni una solución. Llamar a Servicio al Cliente es escuchar a los agentes riéndose entre ellos y prometer que resolverán, mas no lo hacen.

Alberto Segura Sequeira

San José

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota