Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 26 de noviembre de 2016 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cancelación de servicio

Cliente espera respuesta de cabletica

El pasado 31 de octubre llamé a Cabletica para solicitar la desconexión del servicio. La joven que me atendió me brindó la información y yo seguí sus recomendaciones. Al siguiente día, volví a llamar para indicar que había completado las indicaciones y me dijeron que, al ser ya otro mes, debía cancelar el monto correspondiente por el servicio que no iba a disfrutar.

Mostré mi molestia y me comunicaron con el supervisor, quien, tras una larga llamada, me dijo que como el número telefónico no había sido registrado, la llamada no aparecía en su sistema, y que entonces yo no había llamado. Le envié por correo electrónico el registro de mis llamadas donde se muestra que duré más 10 minutos hablando a esa empresa, pero alegó el supervisor que yo pude haber llamado y colgado solo para que quedara constancia de que llamé. Me manifestó que no podía hacer nada más que esperar a que me respondiera por correo electrónico.

Ya está terminando el mes y no he tenido respuesta. ¿Me contestarán antes de que tenga que pagar dos meses por no utilizar el servicio?

Ana María Pérez Oviedo

Santo Domingo, Heredia

Llamadas al ICE

El señor Luis Mastroeni escribió en esta sección el 18 de noviembre sobre el calvario que sufrió para comunicarse con el ICE. Él detalló los pasos que tuvo que seguir y no logró resolver nada. Igual le pasó al señor Hans Gutiérrez, el 17 de octubre. Según él, tuvo que llamar de noche y esperar 55 minutos para que alguien le contestara.

Yo tuve una situación similar: después de 45 minutos de intentarlo, me tranquilizaron en el ICE al explicarme que luego de los primeros 10 minutos los demás eran gratuitos y que si ya estaba cansando de sostener el aparato, podía ponerlo en altavoz. Siempre creí que el teléfono servía para acortar distancias, no para alargar el tiempo de espera.

Juan Roca Viola

San José

Educación pública

Para el funcionamiento de toda organización privada se necesita dar cuenta de los gastos a los propietarios o a los superiores, ya que los recursos son limitados y deben ajustarse a un plan de acuerdo con los fondos que provienen de las ventas. En las universidades estatales deben acomodarse al 1,5% del PIB.

En estos centro de estudio parece que el dinero sobra, ya que a los empleados de la UCR se les concedieron cinco días de asueto adicionales a los de sus vacaciones.

El rector de la UCR debe darnos cuentas a todos los costarricenses, quienes somos, a fin de cuentas, los copropietarios de esa universidad.

¿No les da pena a los rectores de las universidades públicas el documento publicado el lunes 21 de noviembre donde explican por qué sacan a la Universidad Técnica del 1,5% del PIB? No hay muestra más fehaciente de que les “sobra” dinero en el presupuesto que el asueto dado en la UCR.

Max Sittenfeld Appel

Escazú

Estrategia mediática

En nuestro país, la entidad pública encargada de intervenir en las situaciones que ocasionen estados de emergencia es la Comisión Nacional de Emergencias. Es lógico y normal que sus jerarcas tengan que asumir un papel importante para emitir comunicados y tomar las decisiones correspondientes, como en los días anteriores a la llegada del huracán Otto a nuestro territorio. Sin embargo, en esta oportunidad, llamó mucho la atención el excesivo protagonismo que ha tenido el presidente de la República en los medios periodísticos, quizá con el afán de alcanzar un efecto mediático positivo que le ayude a mejorar su imagen y su baja popularidad.

Ramiro Jiménez Rodríguez

Moravia

Fuerza activa

¡Qué alegría es llegar a los sesenta y tantos años y jubilarse! La pensión es recibida con gran entusiasmo ya que en adelante será el medio de subsistencia. Como todo régimen, el de Invalidez Vejez y Muerte (IVM) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) está a merced de los vaivenes de las finanzas y la economía nacional. Sin embargo, miembros de otros planes de retiro se han organizado en grupos activos, sumamente combativos para proteger sus beneficios. No así los pensionados del IVM, quienes año con año ven disminuidos sus ingresos sin recibir ajuste alguno.

Hay que emular a esos grupos organizados para convertir a los pensionados del IVM en una fuerza viva y combativa, con suficiente músculo para lograr que la CCSS ajuste a tiempo las pensiones.

Egidio Vargas Durán

Santo Domingo de Heredia

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota