Entretenimiento

Presentaciones serán el 30 de junio y el 1.° de julio en el Teatro Popular Melico Salazar

Para ver en el FIA 2017: teatro colombiano 'Labio de liebre' contrasta la violencia con el dolor de sus víctimas

Actualizado el 19 de junio de 2017 a las 02:25 pm

En entrevista con Viva, el dramaturgo, director y actor Fabio Rubiano cuenta detalles sobre la historia de un hombre que debe convivir con la memoria de sus crímenes

Escenografía y utilería de la obra de teatro fue producida en Costa Rica 

Entretenimiento

Para ver en el FIA 2017: teatro colombiano 'Labio de liebre' contrasta la violencia con el dolor de sus víctimas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Una familia campesina invade la vida de Salvo Castellón (izquierda), interpretado por Fabio Rubiano, director y dramaturgo. FOTO: Cortesía de Teatro Petra/Juan Antonio Monsalve.

El drama colombiano Labio de liebre sienta en una misma balanza el peso de la venganza y del perdón: víctimas y victimario presentan versiones de un suceso violento que hirió a todos sus involucrados, describe su dramaturgo, director y actor Fabio Rubiano.

La obra del grupo Teatro Petra será el primer montaje del Festival Internacional de las Artes (FIA 2017) que se presentará en el Teatro Popular Melico Salazar. Las presentaciones serán el 30 de junio y el 1.° de julio, a las 8 p. m. Las entradas cuestan ¢7.000 y se pueden comprar en el sitio boleteria.cr y todos los puntos Servimás.

LEA MÁS:El FIA 2017 abrió la boletería para los espectáculos en sedes cerradas

"Tenemos una serie de preguntas o algunas reflexiones que han aparecido en la construcción de la pieza. Dirán que me van a decir que hay que aprender a perdonar pero no", explicó Rubiano en entrevista telefónica. 

"Hay un personaje que cometió actos atroces en el pasado y está cumpliendo una pena en el exterior, un arresto domiciliario en territorio neutral. Está en un sitio donde siempre cae nieve y allá llegan unos personajes a los que les hizo daño en el pasado. Empiezan a pedirle algo pero nunca se lo exigen con fortaleza, siempre se lo piden con la característica que representa a los campesinos de nuestras tierras: la humildad", detalló el artista quien encarna al victimario de la historia, Salvo Castello.

"(Salvo) abre la nevera y aparece uno de ellos. Se acuesta a dormir y se levanta con la niña que violó. Abre el baño y sale una señora. De la puerta entra un niño que tenía labio leporino usando vestuarios populares y humildes. Esta sumatoria de actos humildes son una invasión dentro de la memoria, de su mundo y universo. Cualquiera podría decir que es una venganza. Pero convivir con el victimario, ¿no es una forma también de perdonar, de aceptar?", cuestionó Rubiano.

Los actores Marcela Valencia y Jacques Toukhmanian. FOTO: Cortesía de Teatro Petra/Juan Antonio Monsalve.

El montaje fue estrenado en el 2015, en coproducción con el Teatro Colón de Bogotá. El público colombiano recibió gustoso la historia y, desde entonces, la compañía Teatro Petra ha podido estrenarla en varios países hispano hablantes. Rubiano asegura que, desde su fundación hace 30 años, están acostumbrados a que sus montajes reciban una buena cantidad de público y buenas críticas. 

"Pero Labio de liebre es una obra que trabaja temas polémicos, coyunturales y que asume una posición frente al trabajo de la memoria. No estuvo dentro de los llamados circuitos comerciales. La obra estrenó y empezó a tener teatros de 800 personas llenos durante semanas. Sucedieron cosas extraordinarias", afirmó el artista colombiano.

La violencia frente a la memoria

Para el director de Labio de liebre, el tema central de la pieza es la memoria. La historia de Salvo Castello explora las secuelas de una violencia que fue legitimada y, luego, condenada.

"¿Cuál es la única que no perdona? La memoria. No perdona, no olvida y permanece. Alguien que asesina, descuartiza, que viola y que mata, hace las peores atrocidades, ¿a qué le puede tener miedo? Una de nuestras conclusiones fue que le tiene miedo a lo que no puede matar", dijo Rubiano. "El gran antagonista, en una estructura tradicional, debe ser destruido. Aquí nuestra intención era escucharlo".

El tema es escabroso, admite el artista colombiano, y resonó su discusión con sucesos de actualidad como la negociación de los acuerdos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Al principio, durante los primeros meses, solo había críticas buenas. Lo cual nos parecía sospechoso. Algo que le guste a todo el mundo es sospechoso, a menos que sea Beyoncé", bromeó Rubiano. "De pronto, apareció una crítica que nos daba durísimo. La leímos con cierta soberbia y la actriz Marcela Valencia –miembro fundador de Teatro Petra– dijo que la leyéramos con seriedad y mucho cuidado. Empezamos a ver voces disidentes. Hay gente a la que le molesta que el victimario dé sus razones, que exprese por qué cometió atrocidades".

Una exuberante escenografía rodea el drama de 'Labio de liebre'. FOTO: Cortesía de Teatro Petra/Juan Antonio Monsalve.

La incomodidad forma parte de la experiencia de la pieza teatral. El público suele reírse en diálogos crudos pero Rubiano rechaza que esa reacción convierta al montaje en una comedia negra.  

"Las risas del público se producen por una reacción a nuestras realidades. Tenemos unas realidades que, a veces, rayan tanto en el absurdo que producen risa", afirmó el director, quien estimó que "es la pieza más realista del repertorio del grupo".

LEA MÁS:9 preguntas para entender cómo será el FIA 2017

"Cuando salió libre el exparamilitar Fredy Rendón Herrera,el Alemán, le preguntaron si habían jugado fútbol con las cabezas de sus víctimas. Él respondió 'Sí cortamos cabezas pero no jugamos fútbol con ellas porque no somos depravados'. Esa frase está en la obra y produce risas porque hay un nivel de absurdo que no se puede creer", explicó Rubiano.

"Salvo, el gran asesino, el facilitador y determinador de esos crímenes plantea su desacuerdo absoluto contra el aborto, está en contra del aborto. Hay públicos que se ríen, que se ríen con rabia. En México, alguien en el público gritó: '¡No mames!', añadió el teatrero colombiano.

Un escenario poético

La historia macabra contrasta su crudeza con la poética de la escenografía. Detrás de las ventanas de la vivienda maltrecha de Salvo Castello, nieva. Dentro de la casa, un bosque comienza a invadir el lugar. 

En 'Labio de liebre', los elementos realistas contrastan con la poética del surrealismo: caen hojas, un conejo gigante se asoma en una ventana. FOTO: Cortesía de Teatro Petra/Andrés Gómez.

"Las hojas son un elemento importantísimo. Necesitábamos que ciertos personajes dejaran una estela de su paso, como un caracol cuando camina y deja su mancha en el piso. Buscamos en ensayos muchos elementos hasta que, al final, aparecieron las hojas", describió Rubiano.

La producción del FIA 2017 describe la realización de escenografía y utilería de Labio de liebre como una de las más ambiciosas y complejas de los 41 espectáculos de artes escénicas –teatro, circo y danza– que ofrecerá el festival, a partir del 29 de junio. 

LEA: Conozca quiénes construyen las escenografías para los espectáculos internacionales del FIA 2017

"La escenografía se fue afinando a medida que el montaje avanzaba. En este momento ya podemos decir todo lo que se necesita. La han construido en España, Venezuela, México. Siempre nos ha ido bien y como nuestro equipo siempre anda al tanto de cómo va el proceso, Costa Rica no ha sido la excepción", afirmó Rubiano.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Para ver en el FIA 2017: teatro colombiano 'Labio de liebre' contrasta la violencia con el dolor de sus víctimas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Natalia Díaz Zeledón

ndiaz@nacion.com

Periodista de entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Productora audiovisual y periodista de la Universidad de Costa Rica. Se especializa en temas de artes escénicas, música, cine y televisión. 

Ver comentarios
Regresar a la nota