Entretenimiento

Crítica de cine de 'Guardianes de la bahía': Entre forzudos y bikinis

Actualizado el 17 de junio de 2017 a las 11:45 am

Cuando las ideas escasean para los guiones, Hollywood tiene la marrullería de plagiar series de televisión

Entretenimiento

Crítica de cine de 'Guardianes de la bahía': Entre forzudos y bikinis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Tráiler oficial de 'Baywatch' (Paramount Pictures)

De nuevo volvemos a la playa californiana de Santa Mónica: seguramente muchos la recuerdan por la serie de televisión que se transmitió de 1989 al 2001y que –ahora– llega a la pantalla grande, con título homónimo: Guardianes de la bahía (2017), dirigida de manera más bien atolondrada por Seth Gordon.

El acostumbrado día a día de los socorristas de dicha playa se altera ellos cuando comienzan a encontrar bolsitas de drogas regadas por la arena y en las olas que las traen. También cuando se percatan que una empresa empieza a establecer un monopolio territorial por ahí a la sombra de un hotel.

Es cuando hay brotes de violencia, y más para el jefe de socorristas, llamado Mitch Buchannon (actuación inexpresiva de Dwayne Johnson), tipo de la vieja escuela, cuando debe decidir si acepta o no dentro del grupo a un sujeto joven y rebelde llamado Matt Brody (el actor Zac Efron, más inexpresivo aún que el señor Johnson, ¡fatal!).

LEA TAMBIÉN: Un 'Baywatch' reinventado llega al cine

Lo más previsible es lo que sucede: Mitch y Matt deben unir fuerzas para enfrentarse a la mafia incipiente en las playas de Santa Mónica, con crímenes incluidos. Esta es la oportunidad de la película para mostrar su carácter de cine con testosterona, de músculos y machismo al por mayor.

En plano secundario están las chicas, con la esperada escasez de ropas que necesita el filme para dispararse con chistes malos y desabridos; sobre todo, los que tienen que ver con reacciones eréctiles de los hombres al estar cerca de estas chicas, más bien escogidas por sus cuerpos que por sus talentos.

Es cine escatológico, cargado de genitalidad con su humor y de otras vainas que las comedias más flojas de Hollywood gustan de repetir y que, según afirman las estadísticas, gustan mucho a los adolescentes, quienes se ríen así: como adolescentes, y compran la mayoría de tiquetes para la función del caso.

De paso y sin que sea importante, Guardianes de la bahía nos ofrece sendas secuencias para los dos histriones más conocidos de la serie televisual, "cameos" le llaman a eso. Vemos así a David Hasselhoff y a Pamela Anderson. Estas presencias sirven para acentuar el carácter paródico de la película.

Se estrena filme de acción y comedia que retoma serie playera de televisión. (Cortesía de Romaly)

Ese tono de parodia es lo que salva al filme del desastre en que parece caer a cada rato. Luego sucede algo mejorcito y la película se levanta para decaer de nuevo y así: esa es la rutina durante el tiempo de duración de este largometraje (por ejemplo, es muy chistosa la parte en que los salvavidas deben esconderse entre cadáveres en una morgue).

Como el filme resulta más largo de la cuenta, hasta su habilidad paródica cansa más que el canto de un gallo en plena madrugada. Por ese exceso de metraje, la película cae en la banalización de situaciones y de personajes, lo que empeora cada vez que aparece la actriz Priyanka Chopra, a quien le toca el papel de ser "la mala".

Guardianes de la bahía falla tanto con el diseño de personajes, que hasta la sutil belleza de la actriz Alexandra Daddario se pierde como un viaje a ninguna parte, con su papel de la joven que entra por vez primera al grupo de los socorristas.

Por supuesto que hay bastantes secuencias en cámara lenta, pero no solo en peleas, sino cuando las mujeres corren, para que detallemos el subir y bajar de ciertas y bien establecidas partes de sus cuerpos. Esta película es relleno de cartelera, apenas mediocre.

GUARDIANES DE LA BAHÍA

Título original:Baywatch

Estados Unidos, 2017

Género: Acción

Dirección: Seth Gordon

Elenco: Dwayne Johnson, Zac Efron

Duración: 116 minutos

Cines: Cinépolis, CCM, Multi, Citi, Nova, Cinemark

Calificación: Dos estrellas, de cinco posibles

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Crítica de cine de 'Guardianes de la bahía': Entre forzudos y bikinis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

William Venegas

Crítico de cine y teatro

Filólogo y educador. También estudió Teatro, Estética, Historia del Arte, Filosofía del Arte y Semiótica para hacer lo que quería: crítico de cine y teatro. Fue profesor de Literatura y Apreciación Cinematográfica en la UNA. Escribe para La Nación desde 1991.

Ver comentarios
Regresar a la nota