Mundo

Durante operativo antidrogas en 2015

Policía mexicana ejecutó extrajudicialmente a 22 civiles

Actualizado el 18 de agosto de 2016 a las 08:10 pm

Mundo

Policía mexicana ejecutó extrajudicialmente a 22 civiles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, presentó este jueves el informe sobre las ejecuciones de la Policía. (AP)

México

La Policía federal de México ejecutó extrajudicialmente a 22 civiles en un operativo antidrogas de mayo del 2015 en el estado de Michoacán (oeste), donde en total fueron abatidas 42 personas y un oficial, reportó el jueves la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Otras cuatro personas que se encontraban en el lugar murieron por acciones de la Policía federal, una de ellas por aparente atropellamiento, otra al incendiarse una bodega en la que se encontraba y que recibió miles de disparos desde un helicóptero policíaco, reveló la CNDH en un informe.

Inmediatamente después de la presentación del documento, el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, rechazó que la policía federal haya cometido ejecuciones arbitrarias, y aseguró que el enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y las personas que fallecieron se desató cuando éstas se negaron a entregar sus armas.

"No creemos pues que configure la hipótesis de ejecuciones arbitrarias", dijo categórico Sales en una conferencia de prensa.

LEA: CIJ decidirá petición de México sobre ejecuciones

Por su parte, al leer el informe Ismael Eslava, primer visitador de la CNDH (ombudsman), dijo que la policía cometió "violaciones al derecho a la vida por el uso excesivo de la fuerza que derivó en la ejecución arbitraria de 22 civiles".

"Con sustento en pruebas técnicas y científicas", la CNDH denunció en su informe que la policía federal también perpetró "actos de tortura cometidos en agravio de dos personas detenidas", alteró la escena al mover cadáveres y colocarles de forma "deliberada armas de fuego".

Los hechos se remontan al 22 de mayo del 2015, cuando ocurrió uno de los enfrentamientos más sangrientos de la lucha antidrogas del gobierno mexicano, desde que lanzó una guerra contra los carteles del crimen organizado hace una década.

Ese día las fuerzas federales realizaron un aparatoso operativo contra el pujante cartel Jalisco Nueva Generación en un rancho de Tanhuato, ubicado en los límites de Michoacán y Jalisco, dejando un saldo de 42 presuntos delincuentes y un agente federal fallecidos.

El Gobierno había dicho que en el operativo llevado a cabo en el Rancho del Sol se rindieron solo tres pistoleros que se encontraban escondidos en la casa principal del predio, mientras que los 42 presuntos delincuentes muertos decidieron enfrentar a la policía, que iba acompañada de un helicóptero Blackhawk, el cual sólo efectuó disparos para contener a los delincuentes.

Sin embargo, la CNDH refutó esa versión en su informe: "El artillero del helicóptero disparó 4.000 proyectiles hacia la bodega y la casa que se encuentran en el interior del Rancho del Sol, lo que provocó un incendió en la bodega donde pereció una persona".

LEA: 18 ejecutados en México en la Semana Santa

Familiares de las personas fallecidas ese día denunciaron ante la prensa que muchas de las personas que estaban en ese rancho eran campesinos del vecino estado de Jalisco, y que algunos de los cadáveres mostraban huellas de haber sido golpeados.

Por si fuera poco, la policía incurrió en "falta de respeto y consideración a dos cadáveres, dadas las quemaduras que presentaron al estar expuestas a fuego directo".

Otra de las cuatro personas que murieron "por el uso excesivo de la fuerza", presentaba "lesiones similares a las que se producen en un hecho de tránsito por vehículo en movimiento (...) en una mecánica de atropellamiento", especificó el ombudsman.

Con este suman dos casos en los que el ombudsman acusa a las fuerzas de seguridad de cometer varias ejecuciones extrajudiciales en operativos antidrogas.

El 30 de junio del 2014, el Ejército llevó a cabo un operativo en la comunidad de Tlataya (centro). En esa ocasión 22 presuntos pistoleros murieron y solo un militar resultó herido.

La oficina del Ombudsman sostiene que ese suceso fueron al menos 12 personas las que murieron por disparos arbitrarios de los militares.

  • Comparta este artículo
Mundo

Policía mexicana ejecutó extrajudicialmente a 22 civiles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota