Mundo

Grupo alemán islamófobo busca hacerse un hueco en las elecciones municipales

Actualizado el 05 de junio de 2015 a las 02:41 pm

Pegida participará en la contienda de Dresde

Mundo

Grupo alemán islamófobo busca hacerse un hueco en las elecciones municipales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Una manifestación en que Pegida muestra a la canciller, Ángela Merkel, vestida como musulmana.

Dresde

El movimiento antiislámico alemán Pegida cuenta con las elecciones municipales en Dresde (este), su feudo, para hacerse un sitio el domingo en el paisaje político, pese a que su movilización callejera pierde fuelle.

El "Movimiento de los Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente" nació hace unos meses en Dresde, la capital del estado federado de Sajonia, y a mediados de enero logró reunir a hasta 25.000 personas.

El domingo Dresde vuelve a las urnas tras la dimisión de la alcaldesa conservadora Helma Orosz por motivos de salud.

Hasta que las discrepancias entre los líderes lo debilitaron, Pegida había conseguido propagarse a otras ciudades, con una imagen xenófoba muy alejada de la proclama de país "abierto al mundo" defendida por los partidos políticos tradicionales alemanes. Las contramanifestaciones también fueron multitudinarias.

A pocos días de las elecciones, unas 2.000 personas, según la policía, se movilizaron por su candidata Tatjana Festerling en una plaza del pintoresco casco antiguo, entre el castillo de los reyes de Sajonia y el Elba.

La muchedumbre agitaba banderas alemanas o del antiguo reino de Sajonia y pancartas contra el islam, contra la "prensa mentirosa" y contra los demás partidos.

Desde una tribuna improvisada en un camión, la candidata prometió un "giro radical". Festerling, de 51 años, condenó lo "políticamente correcto", llamó al "renacimiento de la cultura alemana" y arremetió contra los solicitantes de asilo que abandonaron "familia y patria porque aquí hay donde alojarse y se recibe una buena cantidad de dinero del Estado".

La candidata se unió a Pegida tras dimitir de su partido antieuro AfD, que le recriminó su apoyo a una manifestación de los "Hooligans contra el salafismo" organizada en Colonia (oeste) en octubre.

Festerling blande la amenaza del declive de Alemania y maneja con soltura la retórica del "sola contra todos". "Si no conseguimos ahora reactivar el espíritu de resistencia, la energía, la voluntad de construir y la capacidad de conservación del pueblo, entonces será demasiado tarde", dijo, sin mencionar a los adversarios de Pegida.

"Evidentemente, los bienpensantes se apuntan cuando se trata de manifestarse contra la pena de muerte pero el veneno mortal con el que se quiere aniquilar a los pueblos de Europa es el islam, y contra él esta gente no sale a manifestarse, por supuesto" añadió en otra ocasión.

PUBLICIDAD

Según estadísticas de 2012, Dresde es, de las 15 ciudades más pobladas de Alemania, la que tiene menos extranjeros (7%, o sea alrededor de 39.000 de 520.000 habitantes) y Sajonia, uno de los estados regionales con menos inmigrantes (2,8%).

Festerling, que contó con el apoyo del diputado holandés de ultraderecha Geert Wilders, espera "una sorpresa el domingo".

Y eso que el único sondeo hecho público, realizado por la universidad técnica de Dresde, le otorga entre un 1% y un 2% de los votos.

Las intenciones de voto las encabeza con un 28% Eva-Maria Stange, candidata única de los socialdemócratas (SPD), de los Verdes y de la izquierda radical Die Linke.

  • Comparta este artículo
Mundo

Grupo alemán islamófobo busca hacerse un hueco en las elecciones municipales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota