Guiselle Ruiz argumenta que cúpula del Congreso violó su fuero sindical al abrirle un proceso disciplinario por cuestionar nombramientos

Por: Natasha Cambronero 23 febrero, 2015

La secretaria general del sindicato Unión de Trabajadores Legislativos (Utraleg), Guiselle Ruiz, denunció ante el Ministerio Público a los tres integrantes del directorio del Congreso, por el proceso sancionatorio que se le abrió por cuestionar varios de los nombramientos de personal que ellos han realizado.

La sindicalista querelló el viernes al presidente la Asamblea Legislativa, Henry Mora del Partido Acción Ciudadana (PAC) y a los socialcristianos: Luis Vásquez y Jorge Rodríguez, primer y segundo secretario, respectivamente, por los presuntos delitos de abuso de autoridad y violación al fuero sindical.

El presidente del Congreso, Henry Mora (C), compareció este jueves en la Comisión de Ingreso y Gasto Público, en compañía del primer y segundo secretario del Directorio Legislativo, los diputados del PUSC, Luis Vásquez (D) y Jorge Rodríguez (I), respectivamente.
El presidente del Congreso, Henry Mora (C), compareció este jueves en la Comisión de Ingreso y Gasto Público, en compañía del primer y segundo secretario del Directorio Legislativo, los diputados del PUSC, Luis Vásquez (D) y Jorge Rodríguez (I), respectivamente.

Hace cuatro meses la cúpula del Congreso ordenó abrir un proceso disciplinario contra Ruiz, al considerar que un correo interno que ella envió podría ser injurioso, calumnioso y difamatorio.

El 25 de setiembre pasado, la funcionaria denunció supuestas irregularidades en el nombramiento de varias plazas, entre ellas, la que se le asignó a Juan Carlos Chavarría, partidario de la Unidad Social Cristiana (PUSC), quien pasó de ocupar un puesto administrativo a director del recién creado departamento de Participación Ciudadana.

Ahora, como parte de sus alegatos ante la Fiscalía General, Ruiz argumentó que el proceso disciplinario nunca se le debió abrir, porque a su criterio, su cargo en el sindicato la blinda para emitir declaraciones en "defensa de los derechos de los trabajadores" que ella representa.

"Ellos han violentado una serie de normas de ley y la misma Constitución con la apertura del proceso en mi calidad de secretaria general del Sindicato. La Constitución es muy clara en la protección que se nos brinda a nosotros los representantes de los trabajadores y sin embargo, el directorio en un abuso de sus funciones y de su poder me abrieron un proceso", expresó Ruiz ante una consulta de La Nación.

En denuncia ella agregó que la cúpula del Congreso "ha hecho caso omiso de mis alegatos y no solo me ha tratado de coaccionar por la vía formal enviándome notas y abriéndome procedimientos que no proceden, sino que también me ha amedrentado públicamente".

También cuestionó que se haya designado para tal investigación a tres funcionarios del departamento de Servicios Técnicos de la Asamblea, pues la superior de ellos, es la directora a.i. de la División Legislativa, Gloria Valerín, quien a su vez, es asesora en la materia de nombramientos del Directorio.

En la querella -de la cual este medio tiene una copia-, Ruiz solicita al fiscal general, Jorge Chavarría, que se investigue su caso, que se "tomen las medidas necesarias para que los involucrados respondan por sus actos" y que se levante la inmunidad parlamentaria a los tres involucrados.

Desconocimiento. El oficialista Henry Mora y el socialcristiano Luis Vásquez dieron que no conocían sobre la denuncia, pero que están tranquilos porque actuaron según los principios de legalidad.

"No conozco de la existencia de una denuncia interpuesta contra este Directorio por parte de la funcionaria Guiselle Ruiz, oficialmente no hemos sido notificados por parte de las autoridades sobre ello, y por tanto no podría brindarle una opinión con propiedad sobre los alegatos que aduce la funcionaria", expresó el presidente legislativo.

Rodríguez por su parte, aseguró que no emitirá una opinión para no entorpecer el proceso y que esperará a que los Tribunal se pronuncien sobre el caso: "cuanto uno tiene claro que actual a derecho, con moral y ética, no tiene por qué temer".

Esta es la segunda denuncia en el Ministerio Público contra el Directorio Legislativa, pues esa instancia ya investiga una queja anónima por el nombramiento de la presidenta interina del PAC, Kattia Martin.