Acto de vestición será mañana, sábado, a la 10 a. m., en la explanada de la basílica de Cartago

 31 julio, 2015
El nuevo traje de la imagen de la Negrita será lucido, este año, en la usual celebración del 2 de agosto.
El nuevo traje de la imagen de la Negrita será lucido, este año, en la usual celebración del 2 de agosto.

Agradecida por la intercesión de La Negrita en su salud, una vecina de la zona sur de Costa Rica elaboró un vestido en punto de cruz para la imagen. La Virgen de los Ángeles lo lucirá desde mañana sábado 1 de agosto.

A las 10 a. m. será la ceremonia de vestición de la imagen de la Virgen con una misa en la explanada de la basílica de Cartago, día cuando serán elevadas oraciones especiales por los peregrinos de Costa Rica.

Este 13 de julio, La Nación detalló que una mujer de la zona sur elaboró la prenda seleccionada para la vestición; ahora, el párroco de la basílica, José Francisco Arias Salguero, reitera ese dato y agrega un poco más.

"El vestido fue hecho por una mujer joven de la zona sur del país, agradecida por la intercesión de la Virgen de los Ángeles en su sanación de una grave enfermedad", dijo Arias Salgero, en una entrevista esta semana.

"Es un atuendo bellamente elaborado con un tejido primoroso de punto de cruz", añadió el sacerdote, como dato novedoso.

Arias es quien coordina el recibimiento de los romeros, desde hace tres años, como rector párroco de la basílica de Cartago.

El sacerdote José Francisco Arias Salguero coordina el recibimiento a los peregrinos en la basílica de Cartago, desde hace tres años.
El sacerdote José Francisco Arias Salguero coordina el recibimiento a los peregrinos en la basílica de Cartago, desde hace tres años.

El cura contó que es un gran "mariano" porque salió airoso de una grave enfermedad, años atrás, "gracias a la intercesión de La Negrita", dijo el cura, quien se graduó como politólogo de la Universidad de Costa Rica, en 1992, pero hizo a un lado ese camino para atender su vocación al sacerdocio.

El año pasado, La Negrita fue ataviada con un traje elaborado por una católica, también de la zona sur, quien agradecía a la Virgen por interceder en la sanación de su hijo de una enfermedad compleja.

Como ocurre desde 1992, cuando se hizo público el acto de vestición, el traje será puesto a la imagen de manos del obispo de Cartago, José Francisco Ulloa, ayudado por el párroco de la basílica, José Francisco Arias Salguero, en la misa del 1 de agosto.

Además, el obispo bendecirá los trajes que decenas de costureras elaboran y llevan a la ceremonia para colocarlos en imágenes de 20 centímetros, el mismo tamaño que la imagen original de La Negrita, encontrada por Juana Pereira en 1635.

El traje que lucirá la Patrona de Costa Rica es seleccionado, un mes antes, por el obispo con ayuda del párroco rector de la basílica de Cartago.