Caja alista informe sobre cuáles son los productos que tienen mayor demanda

Por: Ángela Ávalos 26 mayo, 2015

Las 14 compras urgentes de medicinas hechas por la CCSS hasta abril ya sobrepasaron el monto total invertido el año pasado.

Según datos de la Gerencia de Logística de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), facilitados a solicitud de este diario, hasta abril se habían gastado ¢2.560 millones en 14 procedimientos urgentes de compra de medicamentos.

En todo el 2014, el monto destinado en 26 procedimientos fue de ¢2.256 millones.

Las compras urgentes –que representan un 19% del total–, las hace y paga cada hospital. Las adquisiciones no se realizan por medio de CompraRed, el sistema que usa la Caja desde el año pasado y que, según la propia gerenta de Logística, Dinorah Garro, es más transparente y permite encontrar más oferentes y mejores precios.

Actualmente, por CompraRed se realiza el restante 81% de las compras de la institución.

Cuando se hacen compras urgentes, en cambio, los precios pueden ser mucho mayores porque no se adquieren grandes volúmenes de productos.

Compras urgentes de medicamentos e insumos
Compras urgentes de medicamentos e insumos

En principio, ese tipo de trámites procura garantizar el abastecimiento de fármacos que no están en la Lista Oficial de Medicamentos (LOM).

En el 2011, las compras urgentes de medicinas sobrepasaron los ¢3.747 millones. En el 2013, y tras un escándalo en que trascendieron supuestas fallas en esas compras, el monto bajó a ¢761 millones. En el 2014 volvió a subir, y la tendencia para este año es al incremento.

El total de compras (urgentes y no) a nivel de cada hospital acumula $28 millones este año. En el 2014, fue de $58 millones.

Informe. La presidenta ejecutiva de la Caja, María del Rocío Sáenz Madrigal, no ocultó su preocupación por los datos de este año.

“Hay un tema que la Junta (Directiva de la Caja) ha estado trabajando con la Gerencia de Logística para apoyar lo que se denomina convenios marco: identificar estas compras que se están haciendo en diferentes centros hospitalarios y crear un pool de compra. Con esto, nosotros estaríamos bajando los costos por volumen con más control sobre esos medicamentos”, dijo Sáenz.

Según la jerarca, la Junta Directiva solicitó a la gerenta de Logística un análisis para ver cuáles son los fármacos que más se compran por esta vía. El informe estaría listo entre julio y agosto.

Entre los hallazgos que ha realizado la institución, está el de proveedores que se aprovechan de la urgencia para cobrar precios distintos a cada hospital.

“Aquí hay un tema de ética. Es materia de salud; los fondos de la Caja son de todos. Este es un sistema público que igual le da un servicio a un campesino que a un magistrado”, destacó Sáenz.

También se halló que, dentro de un hospital, varios servicios gestionan comprar un mismo medicamento o insumo médico.

Garro manifestó que conversan con los proveedores para hacerles comprender la importancia de cumplir con los plazos de entrega, pues los retrasos, muchas veces, son los que desencadenan las compras urgentes.

La CCSS tiene 2.978 proveedores activos, de los cuales 59 han sido sancionados entre el 2013 y el 2015 por incumplimientos contractuales. En lo que va del año, la Caja ha recuperado poco más de $360.000 por ese concepto.

Las compras urgentes han estado bajo investigación tanto en la Caja como en la Fiscalía.

En el 2011, trascendió que un gestor de medicamentos supuestamente hizo adquisiciones en favor de un proveedor foráneo ligado a un familiar. El caso fue desestimado en el 2013.

En el 2012, la Contraloría detectó fallas en estas compras; entre ellas, la ausencia de planificación y el pago de sobreprecios.