Director de Comunicación dice que prefiere no ser mal interpretado

 24 octubre, 2014

Casa Presidencial desistió ayer de someter a su aprobación previa los comunicados de prensa que aborden “temas importantes” elaborados por instituciones públicas, así como sus campañas publicitarias o las conferencias con medios.

La dirección de Comunicación de Zapote dispensó de esa obligación a las oficinas de prensa del Estado, luego de que se las impuso en el punto dos contenido en una directriz girada el 13 de octubre.

Boris Ramírez, director de Comunicación de Presidencia, informó de la modificación mediante un correo electrónico enviado a todas las instituciones públicas, en el cual argumenta que tomó la decisión “para evitar interpretaciones incorrectas”.

No obstante, insistió en que la medida original tenía como objetivo mejorar la coordinación entre Casa Presidencial y las oficinas de prensa. Enfatizó que nunca se pretendió limitar la libertad de expresión y el acceso a la información.

El martes, el presidente, Luis Guillermo Solís negó que la directriz pretendiera poner límites a los comunicados de ministerios, instituciones y empresas públicas. No obstante, le solicitó a Ramírez aclarar la situación.

Rápida reacción. En cuestión de dos días, el director de Comunicación de Zapote avisó sobre “la modificación y aclaración” del oficio presidencial, tras cuestionamientos de la defensora de los Habitantes, Montserrat Solano; del Colegio de Periodistas; del Instituto de Prensa y Libertad de Expresión (Iplex), y de directores de varios medios informativos.

“Una aprobación previa a los comunicados es una censura para los funcionarios públicos. Tampoco estábamos de acuerdo con que se quisiera centralizar la información y que solo haya un discurso”, afirmó Alejandro Delgado, presidente de Iplex, quien reconoció que evaluaban acudir a la Sala IV si Presidencia no aclaraba el tema.

Sigue la matriz. Tras la modificación de este jueves, ahora los comunicadores del Estado solo deben enviar a la Dirección presidida por Ramírez, los materiales informativos que van a utilizar (convocatorias, comunicados, videos u otros), para su calendarización.

Además, cada despacho de prensa debe llenar una matriz en la que se informe sobre la elaboración de las notas de prensa importantes y sobre las fechas de conferencias con medios o campañas.

A esto se suma un plan para hacer visitas a las oficinas de prensa, así como talleres a los funcionarios sobre titulación y redacción de informaciones periodísticas.