La institución indicó que no comparte el manejo de la información dada, la cual "ha afectado, señalado y humillado a toda la comunidad educativa, debido a que no se ha considerado el proceder de la institución respecto a este tipo de casos".

Por: Daniela Cerdas E. 16 agosto, 2013
En protesta, el martes hubo una “mamatón”. | JORGE CASTILLO
En protesta, el martes hubo una “mamatón”. | JORGE CASTILLO

El Colegio Superior de Señoritas negó que le hubiera impedido a la estudiante, Leda María Sequeira Mathiew, su derecho de lactancia, esto luego de que la menor denunciara que la directora de ese centro educativo le prohibió amamantar a su bebé una vez al día dentro de la institución.

"En ningún momento se le ha negado a ninguna estudiante el derecho a la educación ni a que atiendan a sus hijos. Como institución se ha cumplido, ya que, nuestra razón por 125 años ha sido dignificar a la mujer cualquiera sea su condición", explicó la institución mediante un comunicado.

El documento dice que una vez que la adolescente comunica a su orientadora su estado de embarazo, la institución inicia un proceso para darle seguimiento al mismo y a la futura maternidad de la joven.

Este seguimiento incluye ajuste en los horarios, dos meses del reposo (uno antes y uno después del nacimiento del bebé), un horario de lactancia y un permiso y justificación de ausencias para citas médicas.

Por este motivo, la institución indicó que no comparte el manejo de la información dada, la cual "ha afectado, señalado y humillado a toda la comunidad educativa, debido a que no se ha considerado el proceder de la institución respecto a este tipo de casos".

El 19 de junio, la joven ya no volvió a clases, contó su mamá, Maribel Mathiew, quien participó junto a una veintena de mujeres en una “mamatón” de protesta por la supuesta violación de los derechos de su hija y nieto.

Tras este caso, el Ministerio de Educación Pública (MEP) ordenó a los directores de todo el país garantizar -a las estudiantes con hijos- un horario y un sitio acondicionado para dar de mamar.