Presidencia espera una propuesta que marque al menos la ruta de solución

Por: Esteban Mata Blanco 17 mayo, 2014

La petición de un plan para bajar el precio de la electricidad ya tiene plazo: el Ejecutivo espera que, en dos semanas como máximo, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) presente una propuesta que marque, al menos, la hoja de ruta para solucionar el problema.

El ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, afirmó ayer que el costo del servicio eléctrico continúa entre las prioridades más urgentes de la administración Solís.

“Don Carlos Obregón está trabajando en eso; prometió en 15 días un primer informe, y esperaríamos ahí tener resultados. Es una de las comisiones (la de energía) de esas que va al mismo nivel: haciendo plan pero tratando de resolver cosas muy concretas en las que nos comprometimos”, expresó.

El precio de la electricidad fue uno de los temas que más calentó la campaña política en el proceso que llevó a Luis Guillermo Solís a la presidencia de la República el pasado 8 de mayo.

En los últimos seis años, la factura energética en el sector industrial ha experimentado fuertes alzas. Solo el año pasado subió un 30% , lo cual impactó el costo de operación de las empresas públicas y privadas y, por ende, la inflación.

En su primera conferencia de prensa como presidente electo, el 7 de abril pasado, Solís recalcó que una de sus prioridades será disminuir el precio de la electricidad.

“Queremos bajar el precio de la luz, no por las presiones de ningún grupo, sino porque afecta la competitividad de Costa Rica y el bolsillo de centenares de miles de costarricenses que tenemos que pagar la luz”, dijo aquella vez.

A dos semanas de haber tomado las riendas del Poder Ejecutivo, en Zapote esperan los primeros resultados de la gestión de Obregón, que en el pasado se desempeñó como gerente general y subgerente de Electricidad del ICE.

Se le intentó contactar ayer para conocer su criterio sobre la posición del Ejecutivo, pero no fue posible localizarlo.

En encerrona. Obregón participó ayer de la encerrona que organiza la Presidencia de la República en la Casa Presidencial, donde el presidente Solís y su equipo tratan de afinar su método de trabajo para cumplir con su plan de gobierno.

Mientras tanto, en la Asamblea Legislativa, el partido de gobierno no se ha manifestado sobre la idea de aprobar una mayor cuota de energía privada.

Esta posibilidad aún no es descartada del todo por Solís.