Primaria atiende a 1.700 niños

Por: Daniela Cerdas E. 17 julio
El mandatrio, Luis Guillermo Solís, ayudó unos minutos a los albañiles en su labor.
El mandatrio, Luis Guillermo Solís, ayudó unos minutos a los albañiles en su labor.

El próximo año, el director de la escuela Finca La Caja en La Carpio, Miguel Aguilar, ya no tendrá que poner excusas a las madres que se quejan de la incomodidad del centro educativo, del hacinamiento y de la falta de espacio para los 1.700 niños que tienen que ir a clases los sábados porque no todos pueden recibir la materia completa entre semana

En mayo del 2018 finalizará la construcción de la escuela que para Aguilar "es un sueño hecho realidad" luego de 12 años de tocar puertas a los distintos gobiernos de turno para buscar una solución.

"Ahora vamos a bajar el estrés de los padres que todos los inicios de curso lectivo se quejaban del centro educativo", contó Aguilar.

Este lunes, en la incómoda escuela Finca La Caja, el Gobierno inauguró las obras de la nueva escuela.

"Van a tener gimnasio y asistirán a clases en dos jornadas, no en tres", les prometió la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, a los niños que asistieron a la actividad, quienes no superaban la sorpresa por conocer a la funcionaria y estar tan cerca del presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

También asistieron el alcalde de San José, Johnny Araya, el ministro de Vivienda, Rosendo Pujol, la vicepresidenta Ana Helena Chacón y otros funcionarios de Casa Presidencial.

La nueva primaria tendrá tres pisos, 36 aulas académicas, 2 comedores, laboratorios de cómputo, biblioteca, área deportiva, que se ubicará en la segunda planta, y espacio administrativo. Además, la escuela tendrá una planta de tratamiento y tanques de almacenamiento de agua.

El Ministerio de Educación Pública (MEP) invertirá en estas instalaciones $7 millones, provenientes del fideicomiso educativo que aprobaron los diputados en 2013. Se trata de un fondo por $167,5 millones ( unos ¢96.000 millones al tipo de cambio actual), para construir 80 escuelas y colegios, y 23 canchas techadas.

Entre las obras prometidas está la escuela de La Carpio.

A enero del 2017, el MEP solo había ejecutado un 4% de esos fondos, o sea, $6.7 millones (unos ¢3.845 millones).

Recorrido con música

Luego de los agradecimientos y discursos sobre la importancia para la comunidad de este centro, el presidente, la ministra de Educación y demás funcionarios caminaron unos 100 metros por las calles de La Carpio para ver el avance de las obras en el lote. Iban acompañados por la banda escolar de Finca La Caja.

Muchas madres con sus hijos se fueron detrás de la comitiva, otros solo salieron a la puerta de su casa a observar el paso del mandatario. Algunos niños corrían para pedirle una foto a Solís, a la ministra o al alcalde josefino.

Para muchos sean visitas especiales y oportunidades únicas. No importaba el calor ni el tumulto, querían una foto con "Luisgui", como le gritaban los chiquitos.

En el lote, en medio del polvo, estaba la maqueta que ilustraba cómo quedará la nueva escuela.También estaban los constructores moviendo el cemento y echándolo en las vigas.

En las latas de cinc que borderaban el espacio estaban pegados unos carteles pintados por los niños, en donde colocaban el número de sección, y una manita de papel con sus nombres, como si apartaran su espacio de una vez en la propiedad.

Carteles pintados por los niños de la escuela Finca La Caja.
Carteles pintados por los niños de la escuela Finca La Caja.

"Queda muy claro el esfuerzo de las instituciones y de la comunidad para este proyecto. Vamos a estar ticos y nicas revueltos. Aquí no hay niños de primera y segunda, hay ciudadanos y ciudadanas que merecen lo mejor", manifestó el mandatario y luego vinieron los aplausos.

Para Martina Madrigal, de la Asociación de Desarrollo de La Carpio, la escuela es "una cosa bella".

"Hemos luchado demasiado y ahora se hace realidad, es algo tan importante para la niñez, no se imaginan", dijo Madrigal.

Cerca del mediodía finalizó el acto, los tambores se silenciaron y La Carpio volvió a la normalidad; se fue el presidente, la ministra y los carros de lujo...quedaron los constructores, que no solo levantan una nueva escuela, si no la esperanza de esta comunidad.

Avance de las obras
Avance de las obras
Etiquetado como: