Joven sobrevivió a un atentado talibán por su campaña para la escolarización de las niñas

 11 octubre, 2013

MIRANSHAH, Pakistán.

 Malala Yousafzai se convirtió en una líder de un movimiento a favor de la educación de las niñas.
Malala Yousafzai se convirtió en una líder de un movimiento a favor de la educación de las niñas.

Los talibanes paquistaníes están "encantados" de que Malala Yousafzai, quien sobrevivió a un atentado talibán por su campaña para la escolarización de las niñas, no haya recibido el Premio Nobel de la Paz.

"Estamos encantados con el hecho de que no haya ganado el premio. Ya habíamos dicho que no lo merecía. No ha hecho nada importante... Ese premio debería ser otorgado a verdaderos musulmanes que luchan por la defensa del islam", declaró a la AFP Shahidullah Shahid, portavoz de los rebeldes islamistas.

Malala recibió un disparo en la cabeza de un talibán paquistaní en octubre de 2012 por criticarlos, y defender el derecho de las niñas a recibir educación.

La joven sobrevivió al ataque, y fue trasladada a Inglaterra para ser operada.

Desde entonces, esta joven de 16 años se ha convertido en una embajadora mundial por los derechos de los niños.

El martes ganó el prestigioso Premio Sajarov a los Derechos Humanos otorgado por el Parlamento Europeo.

Este año, el Premio Nobel de la Paz fue otorgado a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), en el centro de la actualidad por su misión de desmantelamiento del arsenal químico de Siria.