Mandatario y su familia están bajo la lupa de la Justicia por posibles casos de corrupción

 1 marzo
Legisladores de oposición mostraron leyendas críticas al presidente Mauricio Macri mientras este daba su mensaje anual al Congreso, el miércoles, en Buenos Aires.
Legisladores de oposición mostraron leyendas críticas al presidente Mauricio Macri mientras este daba su mensaje anual al Congreso, el miércoles, en Buenos Aires.

Buenos Aires

El presidente argentino, Mauricio Macri, anunció el miércoles medidas para evitar que se produzca un conflicto de intereses en su gestión luego de que varias de las actuaciones su gobierno quedaron bajo la lupa de la Justicia.

Macri también exhortó a que la clase política le acompañe en las reformas políticas y económicas que propuso al llegar al poder hace poco más de un año en su discurso de inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso. El mandatario reconoció que "este camino conlleva dificultades", pero puntualizó que "las mejoras" comienzan a verse en la estancada economía.

"Quiero que todo sea transparente y abierto, que nadie dude de las decisiones que tomo, porque soy el presidente de todos y mi deber ético es defender el interés público y el patrimonio del Estado" , dijo el mandatario al anunciar que en los próximos días el gobierno publicará "dos decretos sobre juicios y contrataciones" para evitar los conflictos de intereses en la gestión.

Asimismo, y al argumentar que la ética también compromete al sector privado, pidió a los legisladores que aprueben una "ley de responsabilidad empresaria" en casos de corrupción. Mientras eso ocurría, se escuchó el abucheo de los opositores respecto a varios escándalos que han salpicado a la gestión presidencial, como el caso de los Papeles de Panamá.

"Basta de mentir. Presidente Off Shore" , rezaban algunos carteles sostenidos por miembros del Frente para la Victoria (peronista), fiel a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015).

Lupa de la Justicia. Un fiscal investiga si el presidente incurrió en lavado de dinero o evasión impositiva a partir de su participación en dos firmas de ultramar radicadas en paraísos fiscales.

Macri no hizo ninguna referencia directa a esa y otras investigaciones que la Justicia inició en su contra, como la que se dio a conocer pocas horas antes de su discurso, por la cual un fiscal investiga si el presidente y otros funcionarios supuestamente beneficiaron a la aerolínea colombiana Avianca para operar en el país.

El presidente argentino, Mauricio Macri (izquierda), cuando pronunciaba su informe anual de labores ante el Congreso, el miércoles, en Buenos Aires.
El presidente argentino, Mauricio Macri (izquierda), cuando pronunciaba su informe anual de labores ante el Congreso, el miércoles, en Buenos Aires.

El fiscal Jorge Di Lello solicitó el miércoles una serie de pruebas al juez Sergio Torres por la sospecha de que el mandatario, su padre y titular del grupo empresarial Sideco, Franco Macri, y varios funcionarios habrían cometido los delitos de asociación ilícita, negociaciones incompatibles, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias.

Otro fiscal abrió una investigación a Macri y a dos de sus funcionarios por el reciente acuerdo que suscribió el Estado con el grupo liderado por el padre del mandatario para cancelar una deuda que contrajo cuando administró el servicio postal en el país en los años 90.

Por estas investigaciones en las que está bajo la lupa de la Justicia el accionar del grupo empresarial liderado por su padre, Macri ha sido objeto de fuertes críticas de los opositores y sufrido un declive de su imagen en las encuesta en un año en el que se someterá a examen su gestión en elecciones legislativas.

En su intervención, el presidente también exigió que la Justicia avance en la resolución de la misteriosa muerte del fiscal Alberto Nisman, fallecido en 2015 de un disparo en la cabeza, y en la denuncia que —pocos días antes de morir— hizo el investigador contra Fernández por el supuesto encubrimiento de los exfuncionarios iraníes acusados del atentado en 1994 a un centro judío en Buenos Aires.

El mandatario defendió su política contra la inflación al sostener que luego de haber sido ocultada por la administración anterior "está en camino descendente" . El presidente apuntó en varias ocasiones contra la exmandataria al tachar a su gobierno de corrupto y no haber hecho "autocrítica" de su gestión.

Mientras hablaba, los opositores blandieron otros carteles que decían "No al ajuste en Ciencia" y "¿Yo te vi endeudar de nuevo al país" . Otros exigían "Libertad a Milagro Sala", en referencia a la activista civil detenida en la provincia de Jujuy, cuya situación ha sido cuestionada por organismos de derechos humanos que consideran que debería gozar de libertad provisional mientras es investigada por supuestos casos de corrupción.