Cese del fuego fue propuesto por Egipto, tradicional mediador entre ellos

 5 agosto, 2014

Gaza. AFP Israel y Hamás aceptaron una tregua de 72 horas en la franja de Gaza propuesta por Egipto, aunque sin mayores expectativas tras el fracaso de una iniciativa similar el viernes.

“Los contactos de Egipto con las diferentes partes desembocaron en la obtención de una tregua de 72 horas en Gaza, que comenzará a las 8:00 a. m. locales este martes (11 p. m de lunes en Costa Rica), y en un acuerdo para que las delegaciones vengan a El Cairo para celebrar negociaciones”, anunció un responsable egipcio.

Poco después, Israel y Hamás confirmaron, de manera separada, la información, e Israel anunció que una delegación viajará a Egipto para mantener conversaciones.

El Cairo, habitual mediador de los conflictos entre Israel y el movimiento palestino Hamás, había invitado la semana pasada a israelíes y palestinos a enviar delegaciones a la capital egipcia con miras a alcanzar una tregua.

Pero solo la delegación palestina, integrada por representantes de Hamás y de la Autoridad Palestina, que dirige el presidente Mahmud Abás, respondió a esta invitación. Los israelíes se habían negado a enviar representantes.

Un soldado israelí se tira de rodillas en un gesto de alivio y satisfacción tras salir de la franja de Gaza, el territorio palestino controlado por el grupo islamista Hamás y donde Israel realiza una ofensiva militar para destruir la infraestructura del movimiento y los túneles por donde pasan a Israel. | AFP
Un soldado israelí se tira de rodillas en un gesto de alivio y satisfacción tras salir de la franja de Gaza, el territorio palestino controlado por el grupo islamista Hamás y donde Israel realiza una ofensiva militar para destruir la infraestructura del movimiento y los túneles por donde pasan a Israel. | AFP

Sigue ofensiva. A pesar de este anuncio de tregua, Israel dijo que por el momento no piensa retirarse de la franja de Gaza.

“No nos iremos; nos quedaremos en la franja de Gaza. Todavía hay muchas más misiones por cumplir”, declaró el portavoz del Ejército, Moti Almoz, a la cadena israelí Channel-2, después de anunciar que todos los túneles localizados han sido destruidos.

El Ejército israelí reanudó, el lunes por la tarde, su operación militar en Gaza, tras una breve tregua unilateral de siete horas y a pesar de una creciente reprobación internacional.

“La campaña en Gaza prosigue y solo acabará cuando se haya restablecido de forma prolongada la calma y la seguridad de los ciudadanos de Israel”, afirmó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Durante la tregua unilateral del lunes, una relativa tranquilidad reinó en la franja de Gaza. Aun así, 23 palestinos murieron, entre ellos Daniel Mansur, comandante en el norte de Yihad Islámica, estrecho aliado del grupo Hamás.

Al acabar el cese del fuego se registraron nuevas explosiones en la Franja. En Rafah (sur), dos niños y una enfermera murieron de camino al hospital, según los servicios de emergencia.

Desde el inicio de la Operación Margen Protector, el 8 de julio, 1.850 palestinos han muerto en los bombardeos, en su mayoría civiles.

Asimismo, 64 soldados israelíes perdieron la vida y los cohetes lanzados desde Gaza mataron a tres civiles en territorio israelí.

El clima de tensión creado por la guerra llegó ayer a Jerusalén, donde se registró la primera víctima mortal en un ataque en más de tres años.

Un joven palestino a bordo de una excavadora volcó un autobús a mediodía y mató a un judío ortodoxo. La Policía, que ultimó al atacante, calificó el ataque de “terrorista”.

Más tarde, la prensa israelí reportó que un hombre en motocicleta hirió gravemente a tiros a un soldado israelí. El vocero policial Micky Rosenfeld dijo que la Policía busca al atacante en el este de Jerusalén.

Tregua. Esta nueva tregua de 72 horas llega en momentos en que aumenta la reprobación internacional por la ofensiva israelí en este superpoblado enclave.

El tercer ataque en diez días contra una escuela de la ONU en Rafah, que acogía a refugiados palestinos, provocó el domingo la indignación internacional.

Francia sugirió ayer que la comunidad internacional deberá “imponer” la solución de dos Estados en la región.