5 octubre, 2014
Soldados turcos están listos para atacar a los yihadistas en los alrededores de la línea fronteriza en Mursitpinar, cerca de Suruc, Turquía. | AP
Soldados turcos están listos para atacar a los yihadistas en los alrededores de la línea fronteriza en Mursitpinar, cerca de Suruc, Turquía. | AP

MURSITPINAR AFP. Las fuerzas kurdas apoyadas por la aviación estadounidense resistieron este sábado los ataques del grupo Estado Islámico (EI) contra la ciudad siria de Kobane, un día después de la difusión de un video con la decapitación de un rehén británico a manos de los yihadistas.

El primer ministro británico, David Cameron, habló de un brutal asesinato y Estados Unidos prometió continuar su ofensiva para debilitar y destruir al EI, tras la ejecución de Alan Henning . Los yihadistas aseguran que lo decapitaron en represalia por los bombardeos británicos en Irak en el marco de la ofensiva encabezada por EE. UU.

En Siria, la ofensiva cuenta con el apoyo de los aliados árabes de Washington, que colaboran para impedir que los yihadistas se apoderen de Kobane (norte), una ciudad estratégica en la frontera con Turquía.

La coalición internacional atacó los frentes situados al sur y sureste de la localidad, donde las fuerzas kurdas oponen una fuerte resistencia a los combatientes del EI desde el 16 de setiembre, indicó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), que informó de la muerte de cinco yihadistas.

El Ejército estadounidense confirmó cuatro bombardeos cerca de Kobane y cinco en Raqa y Hasaka (norte), donde según la ONG murieron 30 yihadistas.

Los combates se concentran al sur de Kobane, donde el EI intenta apoderarse de una colina, que le daría acceso a la ciudad defendida por las milicias kurdas y los rebeldes sirios, según el OSDH.