En el 2016, un total de 1.626 personas accedieron a un plan de retiro del ROP, según Supén

Por: Óscar Rodríguez Hace 6 días

La mitad de los 1.626 nuevos jubilados del régimen obligatorio de pensiones complementarias obtuvo, en el 2016, un beneficio mensual menor a los ¢30.000.

Así se detalla en el Informe de Coyuntura y Supervisión del Sector Pensiones, elaborado por la Superintendencia de Pensiones (Supén).

Por el contrario, hubo un reducido grupo de 22 personas que reciben un importe mensual de más de ¢500.000 por la vía de este sistema.

El año pasado, un total de 1.686 personas pudieron optar por plan de jubilaciones del régimen complementario de pensiones. La mitad de estas personas recibirán una ingreso mensual de menos de ¢30.000, según Supén. (Foto ilustrativa)
El año pasado, un total de 1.686 personas pudieron optar por plan de jubilaciones del régimen complementario de pensiones. La mitad de estas personas recibirán una ingreso mensual de menos de ¢30.000, según Supén. (Foto ilustrativa)

El documento señala que la cantidad de beneficios otorgados por el Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias (ROP) se duplicó, frente al 2015, cuando solo 754 jubilados pudieron optar por un plan de retiro de este sistema.

"En promedio, las pensiones del ROP deben converger alrededor de ¢50.000 y ¢ 60.000, dado que el sistema está diseñado para dar un remplazo de entre el 15 y el 20% del último salario del trabajador", detalla el documento.

Los trabajadores que reciben una pensión son quienes acumularon un ahorro individual suficiente para optar por un plan de retiro.

Existen tres tipos de renta: programada, permanente y vitalicia. En la primera se calcula una pensión mensual según la expectativa de vida de la persona.

En la segunda, se reciben al mes solo los intereses de las inversiones, pues el monto principal acumulado será para un beneficiario tras la muerte del pensionado.

En la renta vitalicia la persona contrata una póliza con una aseguradora que se compromete a entregar un beneficio mensual a la persona, con base en sus ahorros, hasta su fallecimiento.

Hasta la fecha, quienes pueden optar por alguna de estas tres modalidades de pensión complementaria son una minoría de los jubilados pues el grueso no tiene ahorrado lo suficiente y debe llevarse el monto completo de su fondo.

En el 2016, un grupo de 12.756 retiraron todo su ahorro individual, acumulado desde el 2001, pues el monto era insuficiente para escoger un plan de retiro. Estas personas se llevaron, en promedio, ¢5,3 millones cada una, según Supén.

Estructura

El monto del beneficio de quienes reciben una pensión complementaria está determinado por el saldo de ahorro individual acumulado y el plan de retiro seleccionado por el trabajador.

Marvin Rodríguez, gerente de Popular Pensiones, explicó que las personas jubiladas el año pasado cotizaron para el fondo complementaria por un periodo de 16 años.

"Las personas que se pensionen en los próximos años podrían contar con mayor plazo de acumulación (de dinero), razón por la cual es de esperar que conforme se incremente la madurez de este régimen, las pensiones recibidas por los trabajadores se vean incrementadas", afirmó Rodríguez.

El monto del beneficio también está determinado por el salario del empleado.

Héctor Maggi, gerente de la Operadora de Pensiones Complementaria de la Caja Costarricense de Seguro Social (OPC CCSS), explicó que quienes reciben una jubilación alta es porque tuvieron –durante su vida laboral– salarios por encima de la media.

Añadió que también influye el realizar aportes extraordinarios al ROP, así como usar el dinero del Fondo de Capitalización Laboral (FCL) y trasladarlo a la pensión complementaria en vez de retirarlo cada cinco años.

En el sistema obligatorio de pensión complementaria se cotiza mensualmente el 4,25% del salario de cada trabajador.

El patrono aporta 3,25% y el trabajador el 1%.