Por: Óscar Rodríguez 10 octubre, 2015
Jaime Barrantes, gerente de Pensiones de la CCSS.
Jaime Barrantes, gerente de Pensiones de la CCSS.

El nuevo estudio de la Caja propuso subir, primero, el aporte del trabajador y luego el tripartito para llevarlo a 14%. ¿Por qué no se aceptó el cambio?

El tema del 1% adicional al trabajador fue una posibilidad; también se propuso que fuera tripartito. Ambas fueron medidas de corto plazo. Por el contrario, la propuesta gradual de subir la cotización al 14% es para darle sostenibilidad a largo plazo al fondo.

”La Junta Directiva decidió que la cotización requerida en el corto, mediano y largo plazos, para fortalecer el IVM, debe someterse a consulta social, pero cuando se tenga el nuevo estudio externo”.

El estudio más nuevo urgió elevar el aporte, pero en los cuatro informes anteriores nunca se propuso. ¿Qué cambió?

En los últimos años le hemos dado seguimiento al tema del empleo, de la situación económica y la presión en el gasto por nuevos pensionados. Las primeras medidas aprobadas, la semana anterior, fueron para no depender tanto de los intereses de la reserva.

¿Por qué incorporaron esas variables en el estudio de este año si la Superintendencia de Pensiones lo alertó desde hace tiempo atrás?

Recordemos que la última valuación fue del 2012 y luego se entró en el proceso de contratación del estudio independiente (trabajo hecho por el actuario Eduardo Melinsky, que fue rechazado ). Algunos elementos sí se incorporaron en los estudios previos; pero la Junta Directiva pidió una nueva evaluación más profunda, incorporando el efecto de la crisis económica, el empleo y la situación que se vive hoy.

¿Erraron en las proyecciones previas?

No. Los escenarios base, bajo y alto del informe de este año son congruentes con los estudios anteriores.

Pero, don Jaime, hay un deterioro en el escenario pesimista, la reducción es de ocho años y en el base de cuatro años.

Tendría que revisar el dato porque en el escenario medio se disminuyó un año.