Plan busca que 8.000 empleados reciban 80% de su jubilación y no 100%

Por: Óscar Rodríguez 18 junio, 2015
Hay 8.000 funcionarios que aún pueden jubilarse por los regímenes especiales, entre ellos personal del Ministerio de Obras Públicas. | RAFAEL MURILLO
Hay 8.000 funcionarios que aún pueden jubilarse por los regímenes especiales, entre ellos personal del Ministerio de Obras Públicas. | RAFAEL MURILLO

El Gobierno propondrá reducir en un 20% el monto de las nuevas pensiones estatales.

El plan persigue bajar la jubilación de 8.000 empleados públicos para que sea equivalente al 80% del salario en vez del 100%, como está en la actualidad.

Estos funcionarios trabajan en el Poder Legislativo, los ministerios de Hacienda y Obras Públicas y Transportes, y en el Registro Público. Ellos se jubilarán en las próximas dos décadas, estimó el Gobierno.

La iniciativa es parte de un paquete de medidas para reducir el costo de los regímenes especiales de pensiones con cargo al Presupuesto Nacional .

Los ministerios de Hacienda y Trabajo presentarán el proyecto de ley en las próximas semanas, confirmó José Francisco Pacheco, viceministro de Egresos de Hacienda. También se quiere que la edad de retiro pase de 55 años a 60 años.

Alfredo Hasbum, viceministro de Trabajo, dijo que la aplicación de los nuevos parámetros propuestos de retiro regirían 18 meses después de aprobados.

Los 8.000 funcionarios tienen derecho a pensionarse con mejores condiciones que los jubilados por el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), porque comenzaron a trabajar para el Estado antes de julio de 1992, cuando se promulgó la Ley Marco de Pensiones.

Más medidas. La propuesta estatal incorpora, además, restricciones a las 60.000 pensiones financiadas con el pago de tributos y que costarán ¢709.969 millones durante este año.

Entre las medidas está la revalorización por costo de vida . Actualmente, a los jubilados de Hacienda se les actualiza el monto como si aún trabajaran y a los exdiputados un 30% del monto total cada año .

También se incluye un tope a la pensiones de lujo, de 12 veces el salario base más bajo de la Administración Pública. La aplicación sería para todos los regímenes, incluido el transitorio de reparto del Magisterio Nacional.

“Aplicar el tope a 550 jubilados con pensiones altas generaría un ahorro de ¢4.000 millones al año”, dijo Pacheco.

Desde 1998 existe una disposición similar que se comenzó a aplicar hasta el año anterior; pero está bajo análisis de la Sala IV.

El límite a las pensiones de lujo se incorpora en el proyecto actual pues la norma de 1998 es confusa, explicó Hasbum.

La última medida es la aplicación de una cotización solidaria de hasta el 18%. Hoy los pensionados y empleados con derecho a una pensión estatal aportan el 9% de su salario o pensión.

Hasbum dijo que el aporte adicional se crea en un proyecto de ley de la diputada Sandra Piszk, apoyado por el Gobierno, pero excluirán pensiones de menos de ¢500.000 al mes.

Jorge Regidor, abogado del Sindicato de Empleados del Ministerio de Hacienda, calificó de grave el intento de reducir las pensiones existentes.

“La medida se podría aplicar a los pensionados futuros, pero jamás a los que están jubilados”, recalcó Regidor.

Sobre el límite a las pensiones altas, Róger Porras, director ejecutivo de la Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional, dijo que a los docentes ya se les aplican topes con las cotizaciones extra, que van de 8,75% a 16% del monto de la jubilación.

Propuesta en resumen

- Regímenes. El plan para limitar el gasto de las pensiones con cargo al Presupuesto Nacional se aplica solo a los regímenes contributivos. Estos son el de Hacienda, Poder Legislativo, Ministerio de Obras Públicas, Registro Público y General de Pensiones.

- Activos. Hay 8.000 empleados que aún trabajan y pueden retirarse con una pensión estatal. La propuesta es subir la edad de retiro de 55 años a 60 años y bajar el monto de la pensión, equivalente al 100% del promedio de los últimos 12 salarios, a un 80%.

- Pensionados. En el caso de los 60.000 jubilados con cargo al Presupuesto Nacional, la propuesta es ajustar todas las pensiones por costo de vida, imponer un tope a las pensiones altas –incluido el Magisterio Nacional– y una tasa de cotización solidaria de hasta 18%, en vez del 9% actual.

FUENTE: Ministerios de Hacienda y Trabajo.