No deben sustituir las comidas pese a su riqueza de vitaminas y antioxidantes

 25 octubre, 2014

Chile, El Mercurio (GDA) Aunque se han puesto de moda las dietas de jugos verdes para “limpiar el cuerpo” y perder peso, estas no necesariamente cumplen tales objetivos.

Hace tres meses, una mujer de nombre Debora comenzó a reemplazar su desayuno por un batido de apio, piña, perejil y manzana, y cada cierto tiempo hace una dieta de desintoxicación de tres días.

“El jugo del desayuno me ayuda a no sentir hambre en la mañana y regula mi digestión. Cuando hago el proceso de tres días, me siento superliviana, limpia y fresca. Incluso me cambia el color de la piel”, dijo.

Aunque durante esos tres días no siente mucha hambre, por lo menos al segundo sí tiene la necesidad de masticar algo. Admite que el proceso no es fácil: es cansado y algunas veces le duele la cabeza.

¿Vale la pena tanto esfuerzo? “Efectivamente, estos jugos tienen antioxidantes y vitaminas por los ingredientes que contienen, pero no por eso son desintoxicantes”, asegura Karin Papapietro, nutricionista del Hospital Clínico Universidad de Chile.

Las personas diabéticas deben tener cuidado con el contenido de azúcar de muchos de estos jugos, pues podrían sufrir descompensaciones. | ARCHIVO
Las personas diabéticas deben tener cuidado con el contenido de azúcar de muchos de estos jugos, pues podrían sufrir descompensaciones. | ARCHIVO

La desintoxicación –continúa la especialista– es un proceso constante y lento. “Unos cuantos días de hacer esto no van a borrar el tiempo que hemos consumido comida chatarra”, advirtió Papapietro.

Para Janet Cossio, directora de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello, en Viña del Mar, la desintoxicación no debería tener ayudas externas.

“Desde el punto de vista científico, no hay ningún respaldo que diga que el cuerpo necesita cierto tipo de alimento para desintoxicarse. Esto lo hace naturalmente con la filtración en los riñones o a nivel hepático”, destacó Cossio.

Ambas especialistas coincidieron en que la ingesta de estos jugos no es negativa. “Es más bien beneficioso por el alto contenido de verduras y frutas con que se preparan, pero no deben reemplazar completamente el consumo de otros alimentos”, advirtieron.

“Hacerlo por tres días no tiene grandes consecuencias, pero por periodos más largos, en que se dejan de consumir nutrientes como las proteínas de calidad (presentes en huevos y carnes), sí podría afectar”, aseguró Papapietro.

Además, precisa, algunas personas podrían tener malestares abdominales y diarreas.

Quienes más cuidado deben tener son los diabéticos, pues el alto contenido de azúcar de algunas de estas preparaciones los podría descompensar.

En cuanto a la reducción del peso, esta podría no ser tan segura. “Esa dieta no va a cubrir los requerimientos de calcio, entre otros”, indicaron las expertas.