18 octubre, 2014

PARíS. AFP Cosechar lechuga en el balcón, alimentarse con huevos de gallinas propias, cultivar hongos en casa o tener una colmena: la nueva tendencia es el autocultivo y la producción casera.

“Junto con la necesidad de los productos naturales, apareció la necesidad de producirlos uno mismo, porque cuesta más barato y garantiza su origen”, dijo Xavier Terlet, de consultoría XTC, quien participa en París en el Salón Internacional de la Alimentación y Bebidas.

Un¿na encuesta de TNS Sofres, dice que 43% de los franceses cultiva frutas, legumbres o hierbas aromáticas en casa y uno de cada 10 tiene huevos producidos a domicilio.

Según Pascale Grelot-Girard, quien analiza los comportamientos de consumo para el Instituto Sofres, el fenómeno está creciendo y se vincula, en parte, a la pérdida de confianza en los productos de alimentación.

Los gallineros urbanos están de moda, sobre todo desde que las colectividades los subvencionan porque las gallinas ayudan a reciclar la basura. La novedad es la tendencia de querer producir cada vez más productos, en cualquier rincón de la casa, en el balcón, junto a una ventana o en el interior de un apartamento.

En Estados Unidos hay windowfarms ; es decir, minigranjas verticales de interior. Concretamente, se trata de columnas de 10 plantas (lechuga, hierbas aromáticas, fresas, etc.) regadas con cuentagotas y colocadas cerca de la ventana.

Mediante un par de tijeras de podar, se cortan únicamente las hojas necesarias para hacer la ensalada, y se deja el resto para otra oportunidad. Una buena manera también de luchar contra el despilfarro alimentario.

También hay ideas más audaces: Philips desarrolló, por ejemplo, Urban Beehive, una colmena doméstica de interior.

Con moderno diseño en forma de gota, el panal cuelga de la ventana. Las abejas van y vienen a través de un pequeño túnel, perforado en el vidrio.

Etiquetado como: