Por: Eillyn Jiménez B. 9 marzo, 2016
El congo se adaptó a una mona con la que vive en el Costa Rica Rescue Center.
El congo se adaptó a una mona con la que vive en el Costa Rica Rescue Center.

El congo bebé que quedó huérfano hace más de una semana encontró una madre adoptiva en el Costa Rica Rescue Center, en Turrúcares de Alajuela, por lo que en aproximadamente seis meses podrá reintegrarse a su hábitat natural.

Mauricio Jiménez, coordinador del Hospital de Especies Menores y Silvestres de la Universidad Nacional (Hems-UNA), explicó que el objetivo es que con el paso del tiempo puedan liberar al animal.

"Cuando ellos quedan solos pierden la perspectiva y el comportamiento normal de un mono, pero con este proceso, en el que la mona congo lo aceptó, adquieren facilidades para cuando lo queramos liberar", detalló Jiménez.

El congo bebé fue encontrado junto a su madre en el sector de Tárcoles, Garabito con deshidratación y problemas respiratorios ocasionados por la sequía del Pacífico. La madre murió horas después por las complicaciones que tuvo.

La mona que lo adoptó no puede amamantarlo, pero sí le permite dormir en su espalda y descansar a su lado.

"Es increíble la asociación, con el paso del tiempo se preparará para un proceso de preliberación y poco a poco se irán adaptando y alejando", agregó Jiménez.

Según el coordinador del Hems-UNA, en el último mes nueve monos murieron a causa de la sequía en el Pacífico Central y Norte, lo cual representa un aumento de entre un 30% y 40% con respecto al año pasado.

Etiquetado como: