Vivir

Estudio de la Universidad de Sheffield, Inglaterra

Hacer siesta ayuda a bebés a desarrollar mejor la memoria

Actualizado el 26 de enero de 2015 a las 12:00 am

Sueño diurno de unos 30 minutos les ayuda en aprendizaje de nuevas destrezas

Vivir

Hacer siesta ayuda a bebés a desarrollar mejor la memoria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La doctora Jane Herbert, de la Universidad de Sheffield, fue quien condujo la investigación con menores de 12 meses. Los que hicieron una siesta después de aprender tareas las recordaron mejor. | UNIVERSITY OF SHEFFIELD

Los bebés que hacen una siesta diurna de 30 minutos o más tienen mayor facilidad para desarrollar su memoria y asimilar nuevos conocimientos, según reveló un estudio realizado por expertos de la Universidad de Sheffield, en Inglaterra.

De acuerdo con la investigación, esos minutos dedicados al sueño desempeñan un papel fundamental en la consolidación de lo que se conoce como memoria declarativa, es decir, la que tiene que ver con el conocimiento y la retención de hechos y de eventos.

Los investigadores indagaron si las siestas diurnas ayudaban a los bebés a recordar nuevas habilidades y comportamientos.

El estudio midió la capacidad para recordar habilidades recientemente aprendidas en 216 niños saludables, de entre 6 y 12 meses. A los pequeños se les enseñó a quitar y manipular el guante de un títere de mano y se les dio la oportunidad de reproducir estas acciones horas después.

Los científicos analizaron el aprendizaje de estas destrezas en dos grupos de menores.

El primero de ellos tomó una siesta de 30 minutos después de haber aprendido las habilidades y el otro no durmió.

El reporte, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences , encontró que solo los infantes que tomaron una siesta luego de la actividad, lograron repetir la información recientemente adquirida.

El mejor momento. “Estos hallazgos son muy útiles e interesantes para los padres y los educadores porque sugieren que el momento óptimo parque los bebés aprendan nueva información es antes de hacer una siesta”, declaró la investigadora Jane Herbert, del Departamento de Psicología de la Universidad de Sheffield.

De acuerdo con los investigadores, la expresión “dormir como un bebé” tiene mucho sentido en relación con el aprendizaje en los primeros años de vida. “El estudio examinó las oportunidades de aprendizaje en torno a la siesta y muestra lo importantes que pueden ser actividades como leer a los niños, justo antes de que duerman”, dijo Herbert.

  • Comparta este artículo
Vivir

Hacer siesta ayuda a bebés a desarrollar mejor la memoria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota