Vivir

Fiesta Cultural en la comunidad indígena

Curré se alista para celebrar su fiesta más ‘endiablada’

Actualizado el 20 de enero de 2014 a las 12:00 am

Del 23 al 26 de enero se realizará el tradicional ‘Juego de los Diablitos’

Durante cuatro días los borucas ofrecerán bailes, chicha y comidas populares

Vivir

Curré se alista para celebrar su fiesta más ‘endiablada’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Recordar la lucha de nuestros antepasados indígenas contra la invasión española, pero además celebrar con familiares, vecinos e invitados: todo esto justifica días de fiesta en la comunidad indígena boruca de Curré, ubicada en el cantón de Osa, en Puntarenas.

Durante cuatro días (del 23 al 26 de enero), los habitantes de este pueblo abrirán sus puertas al público para compartir una tradición que amalgama danza, música, chicha (licor de maíz) y comidas.

El festejo iniciará a las cero horas del jueves 23 de enero en la cima de un cerro donde ocurrirá el “nacimiento” de los diablitos.

Esos personajes –ataviados con sacos de gangoche , hojas de plátano y pesadas máscaras de madera– empezarán su recorrido nocturno por las casas de la comunidad hasta el amanecer, momento en el que se enfrentarán por primera vez a su enemigo: el toro.

Según la leyenda, los diablitos representan a los antepasados de los borucas que se enfrentaron con valentía a los conquistadores españoles, representados por el toro.

El “Juego de los Diabitos” es una tradición que celebra la comunidad indígena boruca en Curré de  Osa,  Puntarenas. Por cuatro días, los diablitos luchan contra un toro que representa al enemigo español. |  MAYELA LÓPEZ /ARCHIVO
ampliar
El “Juego de los Diabitos” es una tradición que celebra la comunidad indígena boruca en Curré de Osa, Puntarenas. Por cuatro días, los diablitos luchan contra un toro que representa al enemigo español. | MAYELA LÓPEZ /ARCHIVO

Así, durante dos días (viernes 24 y sábado 25), los diablitos recorrerán las viviendas de la zona para exhibir su juego ante los espectadores, pero también para abastecerse del combustible necesario para emprender la extenuante jornada.

Ese combustible especial se llama chicha, una bebida alcohólica extraída del maíz fermentado: refresca las gargantas y da energía para seguir la marcha. También se repartirán tamales de arroz y carne ahumada. Cada uno de los movimientos del juego será supervisado por los Diablos Mayores.

Al caer la tarde del tercer día (domingo 26), se realizará la “tumbazón”: el toro vencerá temporalmente a los diablitos y sus cuerpos quedarán tendidos en el suelo.

El toro huirá y se refugiará en el monte. Minutos después, los diablitos resucitarán y, con ayuda de algunos perros, buscarán al toro.

Lograrán capturarlo, se enfrentarán a el por última vez y un matador acabará con la vida del toro. Luego quemarán sus restos en una hoguera y toda la comunidad celebrará la derrota del enemigo.

¿Cómo llegar? La comunidad de Curré está situada a 32 kilómetros al sureste del cantón de Buenos Aires, en Puntarenas.

Para llegar en automóvil debe pasar el cerro de la Muerte (Pérez Zeledón) y llegar a Buenos Aires. En Paso Real (entrada a San Vito de Coto Brus) debe continuar siete kilómetros más sobre la carretera Interamericana Sur, hasta Curré.

PUBLICIDAD

También, en San José puede tomar un autobús con destino a la zona sur. Estos salen entre las 5 a. m. y las 6 p. m. de la terminal de buses de Tracopa, ubicada en plaza González Víquez.

Existen la posibilidad de alojarse en las casas de los habitantes de la comunidad. Para información comunicarse con Uriel Rojas al 5001-7789 urieldecurre@gmail.com,Daniel Leiva (8702-0354) ó Eusebio Lázaro (8694-0941)

  • Comparta este artículo
Vivir

Curré se alista para celebrar su fiesta más ‘endiablada’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota