Vivir

Estudio de Universidad Autónoma de Madrid

Ejercicio mejora calificaciones en niños y adolescentes

Actualizado el 20 de junio de 2014 a las 12:00 am

Habilidad motora, mejor respiración y fuerza muscular potencian el cerebro

Capacidad cardiorrespiratoria alienta comunicación entre las neuronas

Vivir

Ejercicio mejora calificaciones en niños y adolescentes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El ejercicio físico mejora la salud física y emocional de los niños y adolescentes, mas estos no son los únicos beneficios. Un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid, realizado con 2.038 estudiantes de edades entre 6 y 18 años, demostró que la actividad física mejora el rendimiento académico.

El reporte, publicado en la revista Journal of Pediatrics , exploró los efectos del ejercicio en el cuerpo y determinó cómo estaban vinculados con el desempeño en exámenes, tareas y actividades en clase.

Los investigadores se enfocaron en los efectos más notables y en la forma en que podían influir en el cerebro. Así, se analizó la capacidad cardiorrespiratoria y la fuerza muscular, así como la habilidad motora.

“Cuando se hace ejercicio, estos tres componentes están muy asociados; por eso era importante diferenciarlos y compararlos para ver qué impacta en el desarrollo académico. Así sabremos de dónde vienen los beneficios”, precisó en un comunicado de prensa Irene Esteban-Cornejo, coordinadora del estudio.

Las clases de educación física son vitales para que los jóvenes hagan  ejercicio, pero deberían  realizar aún más actividad física.  |  ARCHIVO
ampliar
Las clases de educación física son vitales para que los jóvenes hagan ejercicio, pero deberían realizar aún más actividad física. | ARCHIVO

Paso a paso. Los investigadores tomaron los expedientes académicos de los participantes e hicieron una encuesta sobre las actividades físicas que realizaba cada uno.

Después, se les midió el tono muscular y se les practicó pruebas físicas para medir su capacidad respiratoria y sus habilidades motoras. Al analizar los resultados, observaron que la capacidad cardiorrespiratoria y la habilidad motora son los efectos del ejercicio que tienen mayor impacto en el desempeño escolar. Por su parte, el tono muscular no influía positiva ni negativamente en los estudiantes.

Según el estudio, una mejor respiración alienta la comunicación entre las células, mientras que la habilidad motora favorece la concentración. “Tener una buena salud cardiorrespiratoria y coordinación motora pueden, hasta cierto punto, reducir el riesgo del fracaso escolar”, apuntó Esteban-Cornejo. “Deben hacerse esfuerzos para que las escuelas tengan programas que incluyan el ejercicio físico todas las semanas”, agregó.

¿Cuánto ejercicio deben hacer los estudiantes? La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los chicos de 5 a 17 años realicen al menos 60 minutos semanales de ejercicio, con una intensidad de moderada a vigorosa. La actividad debe ser, sobre todo, aeróbica. No obstante, después de los 12 años, pueden hacer ejercicios específicos para músculos tres veces por semana.

  • Comparta este artículo
Vivir

Ejercicio mejora calificaciones en niños y adolescentes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota