Por: Yuri Lorena Jiménez 16 abril, 2016

Desde ya, Todos vs. OJ Simpson: American Crime Story se perfila como una de las series que competirá en diversas categorías en las próximas premiaciones de Hollywood. Y sí, es una producción impecable, extraordinaria.

Pero esa no es la razón por la que todas las generaciones actuales deberían fundirse en una y consumirla como un bien mancomunado; un aporte inaudito a la memoria colectiva; un tributo a la justicia; una bofetada a la injusticia y un ejercicio de reflexión sobre la vida, la muerte, la fama y el rol de los medios en las lides de la justicia.

La serie resulta ser también –sin proponérselo– una suerte de oda al karma que deja al espectador prácticamente en shock de principio a fin.

No importa si usted está entre quienes presenciaron en vivo, aquel 17 de junio de 1994, la ya legendaria persecución del exastro de fútbol americano OJ Simpson por las autopistas de Los Ángeles, tras verse vinculado en la masacre que acabó con la vida de su exesposa Nicole Brown y un amigo de esta, Ronald Goldman.

ESTE DOMINGO 17 DE ABRIL. Todos vs. OJ Simpson: American Crime Story se transmitirá  la serie completa desde las 3 p. m. hasta la medianoche.

No importa quién sea usted o a qué se dedique: todos deberíamos ver esta megaproducción de la cadena Fox, basada en el libro The Run of His Life , de Jeffrey Toobin. A poco más de 20 años de ocurridos los hechos, retoma la increíble historia del caso contra Simpson y revela todos los entretelones, nunca antes reunidos en documental o ficción, como el caótico trajín tras escena de las negociaciones y las maniobras de ambos lados de la corte.

La serie muestra cómo la combinación de exceso de confianza por parte de la fiscalía, la astucia de la defensa, y la historia de agresiones de la policía de Los Ángeles con la comunidad afroamericana terminaron por darle al jurado lo que necesitaba Simpson: una duda razonable.

Amparada en un elenco de lujo, comandado por Cuba Gooding, Jr. en el papel de Simpson, la producción sume al espectador en el estupor al llevarlo de la mano por los recovecos de una historia de fama, idolatría, fortuna y caída libre, una de las más rimbombantes en la historia de Estados Unidos.

Quizá usted sepa qué pasó tras la famosa persecución, hubiera nacido o no: el escándalo fue global. Quizá también sepa de las correrías del exdeportista, a quien llegaron la ruina, el descrédito y, finalmente, la cárcel, pero años más tarde, por una inesperada fiebre criminal en Las Vegas, un delito totalmente ajeno al discutido en el “juicio del siglo”.

Lo que usted no ha visto, y es lo que ofrece el canal FX este domingo 17 a las 3 p.m., es el drama completo. Vista de un solo tirón, indudablemente, le dejaráen un estado de perplejidad total. No se la pierda. Yo sé por qué se lo digo.