Artista suma 28 años de estar vinculada a la escena artística de su país. Ha participado en proyectos de cine, televisión y musicales. Herrera afirma que en su carrera de cantante tuvo como madrina a la costarricense Maribel Guardia

Por: Manuel Herrera 9 agosto

Lorena Herrera conjuga sus pronunciadas curvas con su penetrante mirada ojiverde y su explosiva personalidad para atraer la atención de propios y extraños.

En cada paso, la actriz y cantante mexicana deja rastro: es una rubia exuberante y voluptuosa que salpica de sensualidad lo que hace y dice.

En la escena del entretenimiento de su país, Herrera irrumpió hace 28 años en proyectos vinculados al cine, la televisión y la música, industrias en las que todavía se mantiene activa y con éxito.

Con una carrera consolidada como estrella de la pantalla y los escenarios y con los retos de la era moderna para continuar sonriendo en ese mundo, Lorena Herrera arribó por primera vez a Costa Rica este lunes 7 de agosto para grabar algunos episodios del programa Turismo VIP.

Este martes, Lorena Herrera, de 50 años, se entrevistó con Viva y con su característico verbo directo y jocoso habló no solo de su trayectoria artística, sino de su vida personal y de la imagen de mujer picante, sexi y sensual con la que se asocia a su nombre.

Sensual, picante y hasta irreverente, así Lorena Herrera.
Sensual, picante y hasta irreverente, así Lorena Herrera.

¿Por qué dejó pasar tanto tiempo para visitar Costa Rica?

Es extraño porque es un país al que tenemos muy cerca de México y del que se escuchan cosas tan lindas. Llevo muchos años queriendo venir y no se había dado. Luego espera uno la invitación de llegar de trabajo y aprovechar para conocer y pasear, pero no se había dado nada de trabajo por acá y siempre decía: '¿Y Costa Rica, cuándo?' Y al fin. Tanto lo decreté y lo quería, que ya se está dando. Estoy muy contenta de estar aquí.

Hay ticos en México con una exitosa carrera artística...

Bueno, la máxima embajadora que es Maribel Guardia. Ella es un ser maravilloso a quien conozco desde que empecé mi carrera. De hecho ella (Guardia) fue mi madrina en la música. Es una persona a la que siempre he admirado y es un ejemplo a seguir.

¿Qué expectativas trae de este viaje por acá?

Es un lugar divino en todos los aspectos pero principalmente en cuanto a naturaleza. Soy amante de la naturaleza: amo la playa, la montaña, el bosque, la selva y las vacaciones rodeadas de bellezas naturales. Costa Rica tiene fama de ello y de la calidez de la gente, lo amables, educados y atentos que son, y ya me lo han demostrado desde antes de que yo llegara.

¿Cómo resume estos 28 años de vida artística?

Muy contenta y agradecida. Llevo 28 años en esto; empiezas a trabajar y nunca sabes cuánto vas a estar y aquí sigo trabajando.

En Costa Rica la conocimos en proyectos como Muchachitas o Dos mujeres, un camino ¿qué representaron esos proyectos?

La primer novela que hice fue Muchachitas y después Dos mujeres, un camino; también estuvo El premio mayor. Fueron mis primeros personajes, muy fuertes e importantes en novelas con mucho éxito. Dos mujeres, un camino ha sido la novela de mayor rating en la historia de la televisión en México, entonces es importante estar en novelas con esos niveles de audiencia, sobre todo ahora que los ratings han bajado tanto. Interpreté personajes muy padres, que a mí me han gustado mucho porque me llama la atención hacer de villana.

Dos mujeres, un camino actualmente se transmite en Costa Rica...

No me sorprende. Dos mujeres, un camino y El premio mayor han sido novelas que se han repetido cualquier cantidad de veces y, en México, Dos mujeres, un camino se acaba de repetir. Haber trabajado en tantas novelas y películas te permite que le gente te siga viendo en las repeticiones. ¡Gracias a Dios he hecho muchísimo trabajo!

En los últimos años la hemos visto más activa como cantante, ¿dónde quedó su carrera en la pantalla?

Siempre he estado y seguiré estando ahí. Regresando de Costa Rica grabaré dos capítulos de una serie que empieza en la barra de comedia del Canal de las Estrellas que se llama Renta congelada, que es una serie muy fuerte con un personaje que puede que tenga continuidad; estaré en la serie de Angelito mi rey también. He hecho capítulos así, pero no ha habido ningún personaje fuerte en alguna novela con secuencia larga. La televisión en México ahorita está pasando por un proceso medio extraño –como en todo el mundo creo yo– a raíz de esto de las redes sociales, de los canales de paga y de Internet. La gente ya no ve tanto televisión. Ha habido un gran cambio y muchísimos actores en México están sin trabajo.

¿Por qué eligió exaltar con más fuerza su sensualidad y erotismo en su faceta de cantante?

Toda mi carrera, de alguna forma, ha estado muy relacionada con lo sensual y lo sexi, no es cosa de ahora. En las canciones que cantaba cuando empecé con mi primer disco, hace 21 años, en Siempre en domingo salía sensual, sexi... No eran tiempos en que se hicieran videos, porque las cosas van cambiando, ahora sí tengo yo videos aunque con más sensualidad por parte de los modelos y la gente que sale ahí y no tanto de mi parte.

En Masoquista trabajaste con el actor de películas pornográficas Jordano Santoro, ¿fue la primera vez que incluyó en un proyecto suyo a una figura XXX?

Fue la primero de alguna forma. Estaba retomando el rollo de la música (2015), entonces tenía que hacer algo que fuera llamativo y fuerte para decir: ¡Aquí estoy! Estoy regresando con esto. Salieron chicos completamente desnudos por la parte de atrás y el video llamó mucho la atención en México y varios lados, pero era como para llamar la atención nuevamente. Ya los otros videos sí siguieron una línea de sensualidad pero enfocada en una cosa divertida como Flash o Plastik.

¿Usted escribe sus canciones?

Las escribe Mike Navarro y la música desde Plastik, Karma, y ahora Freak la hizo Eduardo Soto. La verdad no sé en qué se inspiran ellos. Yo sí les digo cuando quiero mucha 'jotería' , o mucha diversión y así. Los guío un poco.

¿Cuánto describe su música la personalidad de Lorena Herrera?

Bastante. Todo eso de la jotería me encanta. Soy mujer y muy femenina, pero a la comunidad gay los quiero, los amo. Son gente de la que siempre estoy rodeada y que me han apoyado la música. Entonces es regresarles lo que ellos me han dado.

Usted ha sido una abanderada de la población sexualmente diversa de México, ¿cómo nace esa identidad suya con esa comunidad?

La verdad que muy orgullosa de serlo. Es un orgullo todo el cariño y las muestras que me dan. La comunidad gay a nivel mundial cada vez es más fuerte, crece más y son gente con una forma muy particular de ser: creativos, sensibles, perceptivos... Tienen esa esencia femenina que los distingue siendo hombres, pero con esa energía femenina a flor de piel también.

¿Esa empatía con esa población se dio en el camino o buscó llegarle a ese público?

No tuve la mirada puesta en llegarle al público de ellos. Empecé cantando música dance que era lo que me gustaba y ellos me eligieron a mí. Les empezó a gustar lo que yo hacía hace 20 años. Fue realmente la comunidad gay la que me apoyó hace 21 años con mi primer disco y después, ahora que retomé, me pregunté: '¿A quién le voy a cantar?' y me dije: 'Le voy a cantar a le gente que le gusta lo que yo hago'.

Lorena Herrera tiene 28 años de carrera artística.
Lorena Herrera tiene 28 años de carrera artística.

Las ganancias de su música tienen fines benéficos...

Cuando retomé la música, después de ver las letras que de algunas forma son letras, aparentemente, superficiales o tontas que, aparentemente, no te hacen reflexionar mucho ni nada, me puse a pensar que para mí todo en la vida tiene que tener un propósito más trascendental y profundo. Entonces decidí donar el 100% a diferentes causas y la verdad que lo he disfrutado. Creo que lo que más disfruto de cantar y todo esto, es lo que hay detrás: recaudar el dinero y llevarlos a fundaciones. Ese poder transformar y hacer que la música tenga otro sentido más que cantar, bailar y ponerte de buenas, lo disfruto muchísimo.

Su carrera creció mucho de la mano de un México más conservador, ¿cómo fue desarrollar su carrera bajo ese panorama?

En esos tiempos no se me dieron las cosas difíciles, no se me complicó; al contrario, todo se me fue dando muy fácil. Lo difícil ha sido después, porque ya te encasillan como en la sexi, la 'comehombres'... Pero soy actriz, y no soy actriz nada más para hacer personajes de mujer sexi y sensual, también quieres que te vean en otro tipo de personajes, pero bueno, también uno tuvo la culpa de empezar siempre a salir con tus escotes, ropa llamativa...

¿Se arrepiente de algo?

No me arrepiento de nada pero tampoco es que diga que estoy orgullosa de absolutamente todo lo que he hecho.

¿A qué se refiere?

Hay cositas que ha hecho uno que uno dice: 'Bueno, no sé porqué lo acepté'. Pero lo hecho, hecho está; no me arrepiento pero ya lo hice. Hay veces tomas decisiones muy a la ligera, estás más joven y no las piensas mucho pero pues todo eso me ha ayudado a estar donde estoy. Todo lo que hecho en la vida, sea profesional o en mi vida personal, estoy contenta.

De usted se han dicho todo tipo de cosas ¿cómo sobrevive frente a ello?

Ahorita no me molesta que digan nada. Me da igual. Casi no veo la tele, ni los medios ni nada. Nada más doy las entrevistas, hago los programas y ya, no veo nada. Después editan las notas, las cambian para vender más, el rollo más amarillista y, allá ellos.

Frente a las cámaras usted es liberal y un poco irreverente ¿así es Lorena Herrera en la vida privada?

Así es de alguna forma un poco mi personaje. Es el personaje el que sale al escenario, es el personaje el que da las entrevistas.. No es que quiera decir que yo no soy eso, soy eso, esa es una parte mía; pero no es que yo sea totalmente eso. Esa es una parte de mí, esa parte sexi, sensual, atrevida, que dice las cosas tal cual; pero hay otra parte de mí que es muy recatada, muy mesurada, muy consciente... Entonces nadie es una sola persona, tienes muchas personas en ti.

Roberto Assad acompañó a su esposa de hace 13 años, Lorena Herrera, a Costa Rica.
Roberto Assad acompañó a su esposa de hace 13 años, Lorena Herrera, a Costa Rica.

Este año llegó a los 13 años de matrimonio con Roberto Assad ¿cuál ha sido el secreto mantenerse casada por tantos años?

Nos aceptamos tal cual. Yo lo acepto a él como es. No lo quiero cambiar a que sea como yo quiero que sea. Igualmente él. Tenemos una relación con mucha libertad, pero basada en mucho respeto.

¿Por qué le molesta hablar de temas como su edad, por ejemplo?

Hay muchas personas a las que les gusta decir su edad y otras a las que no. Así como a unos les gusta comer carne, otros son vegetarianos; unos son cristianos, otros católicos... Tenemos preferencias, te gustan ciertas cosas y otros no. A mí no me gusta decir mi edad y a otras sí.

Sigue sin hijos, ¿ser madre no es parte de su realización personal?

Nunca lo he visto como la realización de un ser humano. Para mí un ser humano se puede realizar de muchas otras formas. Hay seres humanos que son papás y mamás y son muy malos padres; así que no pienso que sean seres realizados. Entonces no creo que ese sea el camino de realizarte, puede serlo, depende de cómo realices ese papel.

¿Cuándo veremos a Lorena Herrera en un escenario de Costa Rica?

Espero que después de esta venida al país y de mucha prensa y todo, se realice. Casi casi me iban a traer a la marcha LGBTTI de Costa Rica pero no se pudo concretar. Esperemos que ahora sí se concrete y venir a dar un show a alguna discoteca. Me encantaría.

Lorena Herrera en el estilismo de su video 'Masoquista'.
Lorena Herrera en el estilismo de su video 'Masoquista'.