9 abril, 2016
Nicole Carboni tiene doble nacionalidad. Al ser estadounidense, pudo participar y triunfar en el concurso Miss Miami.
Nicole Carboni tiene doble nacionalidad. Al ser estadounidense, pudo participar y triunfar en el concurso Miss Miami.

Hace unos tres lustros, cuando se inventó el concepto de avioneta set en el país, se hablaba de que tal o cual habían sido vestidas, maquilladas o peinadas por el enemigo. Aún suele haber uno que otro desatino en este sentido, solo que con este mundo tan ecléctico donde parece valerse todo, aquella frase perdió vigencia. Hoy traemos a cuenta, eso sí, una adaptación: “asesorada por el enemigo”

¡Tan bonita pero qué boquita la de Nicole Carboni! A la hermosa muchacha, hoy apodada en algunos medios como Chucky (no sean mal pensados, no es por diabólica, sino por insistente) ya hasta pereza da intentar hacerle una nota positiva, aún cuando se la merezca.

Hace unos días, con motivo de su elección como Miss Miami (que la facultaría para participar en Miss Florida y que, de ganar, le daría la opción de ir por Miss Estados Unidos el que, de triunfar, le conferiría el honor de ir por Miss Universo –santo cielo ¿se imaginan?), la revista Viva le hizo (o intentó) hacerle una entrevista de perfil, a profundidad, positiva y que la pusiera en el contexto correcto en caso de que siga avanzando en pos de la corona con la que parece soñar al punto de hiperventilar.

El caso es que el periodista Manuel Herrera se limitó a lo que interesaba (al menos, a Viva), que era sus posibilidades, su preparación, anécdotas del concurso de Miss Miami, etc.

El Topo: Acharita, tan bonita
El Topo: Acharita, tan bonita

En lugar de insistir en meter el dedo en la llaga e inducir a Carboni a la polémica y a la retahíla de broncas que tuvo con la organización de Miss Costa Rica, con Karina Ramos, con Brenda Castro y con medio mundo en redes sociales, Herrera intentó conducir la entrevista por un camino sobrio y hasta constructivo. Y así se publicó.

Peeeero no. No bien se publicó la bendita entrevista, Nicole Carboni otra vez arremetió contra tirios y troyanos, maltrató al diario de palabra e incluso espetó epítetos acusables contra este periódico porque osó omitir los sapos y culebras que la muchachita insistió en lanzar contra sus –al parecer– sempiternos enemigos: MCR, canal 7 y todas las que le han ganado la corona. Sin embargo, se dio gusto replicándolos en su página oficial de Facebook, y argumentando que, según ella, había sido víctima de la “censura” por parte de Grupo Nación.

De rebote salió rascando la gente de Intrusos y todo aquel que opine que Carboni no tiene la suficiente madurez emocional (para ponerlo en bonito) como para representar al país ni en un juego de jackses.

Diay, sí, no se va a poder. Desde aquí seguiremos informando objetivamente en caso de que siga subiendo las gradas hacia el podio soñado de la corona. Pero si eso llegara a ocurrir, ahí sí que se requeriría casi que un equipo Swat para proteger a Nicole Carboni de sí misma, pues está visto que ella misma se ha convertido en su peor enemiga. Acharita. Tan bonita la muchacha.

La semana antepasada este topo se fue a cortar las mechas. ¡Con los calorones de Semana Santa era justo y necesario! La cosa es que en el salón de belleza me topé con Valery Chaves, la pequeña pero muy avispada presentadora de RG Elementos, programa que se transmite los sábados por la mañana en Teletica.

Esta niña es muy especial: es muy educada, tiene una sonrisa encantadora y es muy inteligente. ¡Con razón la quieren tanto los chiquillos que siguen el programa! La cátedra que me dio sobre el uso de redes sociales y los medios de comunicación me dejó con la boca abierta y los pelos de punta (y eso que no me los habían cortado).

Incluso, y de una vez les paso el santo, me enseñó a usar una nueva red social que se llama PHHHOTO, y que me permite hacer los famosos GIFS (imágenes animadas). Por ahí también andaba Laura Vásquez, productora de RG Elementos, y quien me adelantó que este año el espacio cumple 40 años al aire y que para celebrarlo van a cambiar todo el formato del programa en las próximas semanas. A ponerle el ojo porque estoy seguro de que nos van a sorprender.

El Topo: Acharita, tan bonita
El Topo: Acharita, tan bonita

Como si fuera la gala de los premios Óscar, este martes se dio la presentación a prensa de la nueva telenovela costarricense La María , con alfombra roja, protocolo de ingreso y hasta dos limosinas que llevaban a los actores de Studio Hotel a la entrada de la gala en City Place en Escazú.

La elegancia de de asistentes como la dama de la televisión costarricense, Sylvia Blanco o la actriz de teatro María Torres (anfitriona de la noche) fueron parte de los puntos altos de la actividad (que reseñaremos en detalle el próximo domingo) pero el atraso de tres horas, el acceso restringido y la larga fila para ingresar desesperaron a más de uno en esta cita con la elegancia. Detallito a mejorar para la próxima. Por lo demás, sigue en boga la producción audiovisual nacional, y eso hay que aplaudirlo de pie.

La aún muy conocida Melissa Durán, quien fuera uno de los rostros de Repretel por años, finalmente parece haber encontrado el amor con un joven de muy buen ver pero que, al igual que ella, no tiene nada que ver con el ambiente televisivo nacional.

El dichosote se llama Esteban Mora Soto; nosotros todos buchones a pescarla en fotos con él durante el lanzamiento del Samsung S7 el pasado 31 de marzo en el Centro de Eventos Pedregal, pero nos llevamos un planchazo porque nos la encontramos muy solita. ¿Será que en esta ocasión la guapa periodista de la Cancillería cumplirá lo que siempre dijo y mantendrá su relación de noviazgo lejos de los medios de comunicación tradicionales? Eso sí, su relación es de todos conocida en sus distintas redes sociales desde hace varios meses. La cosa, Meli, es que no nos abandone. Aunque ya no salga en tele, si acaso se decide a dar el paso a la vida seria, avise con tiempito para reseñarlo como se debe: su legión de admiradores lo merece. He dicho.

Etiquetado como: